URUGUAY – COFE (TRABAJADORES DEL ESTADO ) REALIZÓ CHARLA SOBRE LAS AFAPS Y EL MODELO CHILENO

Posted by Nuestra publicación: on lunes, junio 26, 2017
Uruguay – COFE (Trabajadores del Estado ) realizó charla sobre las AFAPs y el modelo chileno


22/06/2017

Previsión Social: COFE realizó charla sobre las AFAPs y el modelo chileno

Este jueves se realizó en la sede de la central uruguaya PIT-CNT, en Montevideo, una charla denominada “La AFAP: lucro privado y jubilaciones miserables”, organizada por la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE). Entre los panelistas, estuvieron presentes el presidente de CLATE, Julio Fuentes, y Patricio Guzmán, integrante de la Coordinadora NO + AFP de Chile.
Prensa CLATE
El evento se llevó a cabo en la mañana de este jueves en el salón “Pepe D’Elía” de la sede del PIT-CNT. Participaron como expositores: Aidemar González, integrante del Consejo Directivo de COFE; Gerardo Núñez, Diputado Nacional por el Frente Amplio; Ramón Ruiz, integrante del Directorio del Banco de Previsión Social en representación de los trabajadores del PIT-CNT; Patricio Guzmán, integrante del movimiento NO + AFP de Chile; José López, secretario general de COFE; Julio Fuentes, presidente de CLATE; Matilde Abín, secretaria de Relaciones Internacionales de COFE y Secretaria de Administración y Finanzas Alterna de CLATE.
De izq. a der.: Ramón Ruiz (ERT-BPS), Patricio Guzmán (NO + AFP, Chile), José López (COFE), Julio Fuentes (CLATE), Aidemar González (COFE) y Matilde Abín (COFE-CLATE).
En la charla se analizaron las consecuencias de los modelos privados de seguridad social implementados en la región y los desafíos del movimiento sindical en defensa de sistemas solidarios de reparto, que garanticen jubilaciones dignas a todos los trabajadores.
En particular, se abordó la experiencia de Uruguay, donde desde hace 20 años rige un sistema mixto, en el que una parte de los ahorros previsionales es administrada por empresas privadas, denominadas Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAPs). Asimismo, el economista Patricio Guzmán habló del sistema de capitalización individual vigente en Chile desde la dictadura militar y considerado el precursor de la privatización de la seguridad social en el continente.
En ese sentido, Julio Fuentes destacó la importancia del movimiento “NO + AFP” surgido  en ese país, como un ejemplo a replicar en la región. “Es muy importante y trascendente la reacción de la clase trabajadora y del pueblo chileno en rechazo al sistema de jubilación privada. En un país donde lograron a sangre y fuego implantar un sistema de jubilación privada, ahora se están viendo los resultados, y son catastróficos, desastrosos, para los jubilados”, afirmó.
“Felizmente la población está saliendo a la calle en números tremendos. No hay registro de que una reivindicación, salvo la pelea por la democracia, tuviera ese impacto y esa magnitud”, expresó el dirigente.

EL INCENDIO DE LA TORRE GRENFELL DEJA AL DESCUBIERTO A TODO ESTABLISHMENT BRITÁNICO

Posted by Nuestra publicación: on lunes, junio 26, 2017
El incendio de la Torre Grenfell deja al descubierto a todo establishment británico



Cuantos más detalles se conocen y aumenta la lista de muertos, más claro se nuestra lo terrible que ha sido el desastre. El fuego se extendió a una velocidad espantosa y los testigos describen escenas sobrecogedoras de personas desesperadas intentando escapar.Es una enorme tragedia para la comunidad. Han muerto niños y tres generaciones de una misma familia. Pero en lugar de estar desgarrada, la población se ha unido en una notable muestra de solidaridad humana, apoyo mutuo, recogida de donaciones de productos de primera necesidad y dinero, organización de alojamientos de emergencia y coordinación de la ayuda.
El heroísmo, el coraje y el sacrificio de los servicios de emergencia y de los residentes locales han sido increíbles. ¿Quién puede permanecer indiferente ante las escenas de los bomberos aplaudidos cuando se retiraban del escenario de la tragedia? Y, naturalmente, ha sido mucho más efusiva la simpatía con los vecinos y las familias afectadas, con grandes donativos de dinero, ropas, ropa de cama, juguetes, pañales, etc. La verdadera cara de la humanidad se ha podido ver en esta solidaridad.
Pero al mismo tiempo hay mucha rabia. Con el ayuntamiento, con la empresa de gestión de la vivienda, con los contratistas encargados de la remodelación, con el gobierno y con el sistema en general. Muchos residentes están seguros de que la lista de muertos será mucho más elevada y que se están ocultando datos.
No sólo lo dice el Socialist Party y otros activistas, los vecinos también afirman que esta tragedia tiene mucho que ver con las diferencias de clase entre ricos y pobres, y con el desprecio arrogante por las vidas de la clase trabajadora. La comunidad afectada es muy diversa, muchos son negros o asiáticos y viven en zonas obreras pobres junto a las áreas más prosperas de los super-ricos.
Después de años de ser ignorados por el ayuntamiento, algunos de los inquilinos que denunciaron la seguridad de incendios del bloque destruido han muerto en esta barbarie. Dos mujeres que fueron amenazadas por el ayuntamiento con medidas legales están desaparecidas, presumiblemente muertas. En su campaña para denunciar la seguridad se enfrentaron a multitud de obstáculos, incluido el recorte de la ayuda legal que recibían y que supuso que no pudieran permitirse tener representación legal. Pero han dejado un legado por escrito.
La responsabilidad del ayuntamiento
El enfado es enorme ante la aparente arrogancia del ayuntamiento y su ineptitud para responder a la crisis. Dos días después del desastre, el ayuntamiento y el gobierno apenas habían hecho acto de presencia, todo fue organizado por la comunidad.
Se han donado más de 5 millones de libras, una cantidad asombrosa, pero es una ridiculez con las reservas que tiene el ayuntamiento de Kensington y Chelsea. Según sus cuentas tiene 300 millones de libras en reservas inmovilizadas. Ha tenido un superávit anual de 15 millones de libras en concepto de vivienda, 54 millones de libras en alquileres y tasas de servicio y un gasto de 40 millones de libras en Lhousing, que se añade a las reservas. Y han ahorrado 5.000 libras del revestimiento y 200.000 libras de los extintores.
Esto sucede en un ayuntamiento cuyo segundo de abordo es miembro del gabinete para la vivienda, Rock Feilding-Mellen, que posee una finca familiar en Gloucetershire con una fuente de un solo chorro de 300 pies, ¡la fuente más alta del mundo! El realojamiento de los afectados ha sido un escándalo, y los supervivientes están dispersos por diversos hoteles. ¡En la Segunda Guerra Mundial las familias afectadas por los bombardeos fueron realojadas en 24 horas!
Lo más escandaloso es que ahora se ha sabido, gracias al parlamentario David Lammy, que a los supervivientes que no han querido ser realojados en otras zonas del país, por ejemplo en Preston, ¡se les está amenazando con ser declarados sin techo por propia voluntad!
Si esto continúa el enojo de la población aumentará. Al ayuntamiento y al gobierno les están aconsejando que cambien la política de vivienda, así ningún residente correrá el riesgo de perder su derecho a ser alojado si se niega a un alojamiento que no es adecuado.
La cara de los Tories
La verdadera cara de los Tories como representantes de la clase capitalista ha quedado al descubierto. La respuesta de Theresa May sin ninguna empatía por las víctimas es sólo un ejemplo. La gente está compartiendo masivamente el video de Boris Johnson sentado en el Ayuntamiento burlándose de las quejas sobre los recortes del servicio de incendios.
Igual que el artículo y discurso de David Cameron alardeando de que iba a “matar la cultura de la seguridad”. “Quiero que 2012 pase a la historia no sólo como el año de las Olimpiadas o el año del Jubileo de Diamante, sino como el año en que nos deshicimos de esas cosas que representaban demasiada pérdida de tiempo para la economía británica”. Como decíamos en artículos anteriores, el ministro de vivienda Gavin Barwell, ahora jefe de personal de Theresa May, se saltó escandalosamente las recomendaciones que se hicieron tras el incendio de Lakanal en Southwark en 2009.
No puede ser más evidente que la austeridad mata. Pero este sólo es el último de los siete años de austeridad de gobierno tory. Son décadas de recortes, privatizaciones, desregulaciones, relajación de la planificación, falta de supervisión democrática. Años de ganar dinero reduciendo costes, escatimando, buscando atajos para “ahorrar” y lograr beneficio. The Times informaba de que los gerentes de Grenfell se repartieron 650.000 libras en concepto de salario. Desde Margaret Thatcher a Tony Blair o David Cameron, estamos sufriendo un capitalismo desenfrenado.
Viviendas municipales
El desarrollo de la vivienda municipal fue un paso enorme adelante para los trabajadores, pero la clase obrera tuvo que luchar para conseguirlo. Como hemos explicado en numerosas ocasiones, el gobierno posterior a la Primera Guerra Mundial financió la vivienda municipal en respuesta a las huelgas de alquileres de masas y a la Revolución Rusa. El secretario parlamentario en la Junta de Gobierno Local dijo: “El dinero que vamos a gastar en vivienda es un seguro contra el bolchevismo y la revolución”. El gobierno laborista de 1945 creó el estado del bienestar, incluida la construcción a gran escala de vivienda municipal.
Pero los ricos nunca han aceptado la responsabilidad social de la vivienda y sus representantes políticos han pasado los últimos 35 años desmantelándola. La legislación del Derecho a Compra aprobada por Thatcher en 1980 obligó a los ayuntamientos a vender casas con un gran descuento a los inquilinos. En diez años se vendieron un millón de viviendas. Al mismo tiempo, se introdujeron restricciones del gasto y se redujo la construcción de nueva vivienda municipal. Después en 1988, la Transferencia Voluntaria a Gran Escala permitió el traspaso de viviendas de propiedad municipal a promotores inmobiliarios, proceso que se aceleró masivamente con Tony Blair.
Fue el Nuevo Laborismo el que introdujo la posibilidad de obtener grandes beneficios privados a costa de la vivienda pública mediante la Iniciativa Financiera Privada, e impulsó a las “organizaciones de gestión a largo plazo” (Almos), eliminado el control democrático de la vivienda social y entregándola al sector privado. En 2000 el viceprimer ministro laborista, John Prescott, pronosticó “el final de la vivienda municipal”. Jeremy Corbyn fue uno de los pocos parlamentarios laboristas que se opuso a estas medidas.
El resultado es la ausencia de supervisión y control de los inquilinos o concejales sobre las empresas de gestión. En su defensa pueden alegar que en los consejos hay presencia de inquilinos, pero éstos no tienen ningún poder. Los activistas de la vivienda creen que hay un intento concertado de no reconocer a las Asociaciones de Inquilinos y Residentes en todo Londres.
Ahora los tories quieren acabar con la vivienda social, incluida la desregulación de las asociaciones de vecinos y reducir aún más los planes de control. El resultado neto es que han regresado las condiciones de hace cien años, hacinamiento de personas en condiciones peligrosas, sacrificando la vida de la clase obrera en aras del lucro privado.
Recortes Tories
La misma semana del incendio de Grenfell, The Guardian filtró que el hospital de Charing Cross, que actualmente trata a algunos de los supervivientes, se enfrenta a recortes devastadores que reducirían su tamaño actual un 13%,, hasta convertirlo en la práctica en una clínica.
Junto a los recientes ataques terroristas este horrendo acontecimiento también pone el foco sobre la reducción de la plantilla de bomberos de Londres en 550 efectivos, con el cierre consiguiente de 10 estaciones y la reducción de equipamiento. El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, debería dar marcha atrás en todos los recortes del servicio de incendios de Londres.
Estos acontecimientos están teniendo un efecto profundo en la conciencia, no sólo con relación al problema de la vivienda, también sobre la forma en que se organiza la sociedad. La rabia se ha expresado en términos de “los ricos y la clase trabajadora”. No es extraño que Jeremy Corbyn sea tan popular en esta zona, no sólo por su respuesta humana, sino debido a la potencial ruptura que representa con la brutal política de austeridad.
Theresa May y los Tories ya estaban en crisis, pero el incendio y la furia de la comunidad local y de la clase obrera podrían profundizar esta crisis y llevarles a un punto crítico. Así como ofrecemos nuestra más profunda simpatía y solidaridad con los residentes de Grenfell y del barrio, los militantes del Socialist Party también proponemos ideas sobre lo que se puede hacer. Defendemos que la organización y la acción de los inquilinos, junto a la acción decidida de los sindicatos, no sólo podrían conseguir que se hiciera rápidamente justicia con los supervivientes de Grenfell y de la comunidad, sino también lograr la seguridad inmediata para todos los vecinos de las torres de bloques y del resto de viviendas.
La convocatoria realizada para congregar a un millón de personas en las calles de Londres el próximo 1 de julio, permitiría a los sindicatos encabezar una manifestación de masas y una acción huelguística coordinada, que podía ser decisiva para incrementar la presión sobre los Tories para que convoquen otras elecciones generales inmediatamente.
El Socialist Party apoya el plan de viviendas de Corbyn pero debería ir mucho más lejos. Es esencial eliminar el ‘impuesto de dormitorio’ para acabar también con el beneficio privado. Una política de vivienda socialista significaría una inversión masiva en vivienda municipal, incluida la reconstrucción de muchas de las ya existentes; control de alquileres que vigile el nivel actual de los alquileres, y la nacionalización democrática de los bancos, la tierra y las empresas de construcción para proporcionar casas seguras, adecuadas y verdaderamente confortables para todos.

MARRUECOS • LA REPRESIÓN ES INCAPAZ DE QUEBRAR EL MOVIMIENTO

Posted by Nuestra publicación: on lunes, junio 26, 2017

Marruecos • La represión es incapaz de quebrar el movimiento

MARRUECOS • LA REPRESIÓN ES INCAPAZ DE QUEBRAR EL MOVIMIENTO

Izquierda Revolucionaria, Estado Español
¡La rebelión del Rif debe extenderse! ¡Hay que derribar a todo el régimen!
La noche del 28 de octubre de 2016 un pescadero, Mohsen Fikri, fue asesinado en Al Hoceima (en la región del Rif al norte de Marruecos) después de un control policial. Las impactantes imágenes de su muerte desencadenaron uno de los movimientos de protesta más grandes de Marruecos desde el Movimiento 20 de Febrero en 2011. Desde entonces se han sucedido las movilizaciones y han comenzado a estructurarse en torno al “Hirak” (Movimiento). Su principal líder, Nasser Zefzafi, fue detenido el domingo 30 de mayo con el pretexto de interrumpir la oración de un imán en la mezquita Al-Hoceima.
Posteriormente se sucedieron las manifestaciones espontáneas de solidaridad en la ciudad y en otras partes, especialmente en Casablanca y Rabat. Después de las manifestaciones del sábado pasado en Al Hoceima, el fiscal general del rey anunció el arresto de 22 activistas del movimiento Hirak, aunque otras fuentes sitúan la cifra en 70 personas, que fueron acusadas de cometer ofensas, como “amenazar la seguridad interna del Estado” o la “humillación de los símbolos del país”. Las manifestaciones continuaron el domingo bajo la consigna: “¡Que nos detengan a todos, todos somos activistas!”.
En un video que circuló en AJ+ un manifestante explicaba: “Al Hoceima está rodeado, por tierra y por aire. Las fuerzas represoras asaltan las casas y obligaban a las personas a salir por la fuerza, como si estuvieran en Tel Aviv o Gaza”. Todas estas medidas represivas no están siendo capaces de poner fin al movimiento social iniciado el pasado mes de octubre, pero se teme que el régimen utilice la fuerza recurriendo al estatus especial de la provincia de Al Hoceima. La región ha estado bajo dominio militar desde la insurrección de 1958-1959 por miedo a que el movimiento insurreccional pudiera extenderse por todo el Rif.
La elite gobernante teme, no obstante, que la rabia se extienda más allá del Rif y que la lucha de Al Hoceima sea un ejemplo. Un activista moderado, Mohamed Alami Berrada, explicaba el 29 de mayo en la web Media24: “En Casablanca donde vivo he escuchado durante varias semanas expresiones de ira en los taxis y cafés, pero también entre las clases medias atrapadas por los créditos, gastos familiares, educación, médicos y los ingresos que no aumentan (…) Los rifeños han sido los primeros en reaccionar pero estoy casi seguro que si la creación de empleos no despega, a corto plazo veremos emerger a varios Zefzafi en todos los distritos de las zonas urbanas con alto nivel de desempleo. Y existe el riesgo de que Nasser sea el más dulce de todos…”. Después da la siguiente cifra: “Cada año 300.000 jóvenes entran en el mercado laboral, compitiendo por sólo 30.000 empleos que se crean como media anual, es decir, cada años hay 270.000 nuevos jóvenes en paro”.
Desarrollo del movimiento
Desde las movilizaciones espontáneas de octubre de 2016, el movimiento se ha estructurado y ha desarrollado su lista de reivindicaciones. El movimiento Hirak exige que la investigación por la muerte del joven Mouhcine Fikri revele a todos los implicados y que ésta se desclasifique rápidamente. También quiere claridad sobre las muertes de cinco personas en las oficinas del Banque Populaire después de las manifestaciones del 20 de febrero de 2011. Defiende la liberación de todos los prisioneros políticos del Rif, los pequeños cultivadores de cannabis de la región y la desaparición de la dahir de 1958 que convirtió Al Hoceima en una zona militar.
Sus activistas también denuncian el “bloqueo económico” al que está sometida la región, además de la “extensa corrupción” y los “poderosos grupos de presión que gangrenan” la pesca y el sector agrícola por ejemplo, mientras que los pequeños pescadores trabajan sin ninguna protección social. Exigen la construcción de una universidad multidisciplinar e institutos de formación, la extensión de la red de escuelas, institutos y liceos, la apertura de nuevas secciones técnicas y científicas, etc., Con relación al sector sanitario, los activistas piden la construcción de un hospital y clínicas comunitarias, además de un centro para discapacitados.
El movimiento reivindica la construcción de una biblioteca pública, un centro cultural, un teatro, un conservatorio, pero también la terminación del proyecto museo del Rif. Acusa a los servicios administrativos de corrupción y de servir a unos cuantos grupos de presión estatales, demanda el cese inmediato de las “expropiaciones no justificadas en nombre de los intereses generales”, además de la “confiscación de las tierras colectivas”. Otras demandas son el reclutamiento de los residentes locales para el servicio civil local y la adopción del Amazigh como lengua del gobierno local.
¡Hay que derribar al régimen!
La mayoría de las demandas tratan de problemas a los que se enfrenta todo el país y pueden ser adoptadas en otras partes para desarrollar un poderoso movimiento social capaz de evitar el aislamiento regional de la lucha, y buscar apoyo entre las masas en el resto del país. También hubo protestas en centros urbanos como Rabat y Casablanca el pasado mes de octubre, y este último fin de semana han sido masivas, demostrando el potencial que existe para unificar la lucha: las cuestiones en juego van más allá de las divisiones culturales y étnicas que el gobierno ha utilizado constantemente para debilitar la resistencia social, tanto ayer como hoy.
Esta lista de demandas representa la base para la discusión que podría ampliarse incluyendo el retorno de los subsidios para las necesidades básicas (gas, combustible, harina, azúcar, etc.,) y la imposición de un salario mínimo decente. Con la organización de comités de lucha democráticos en todo el país, estas demandas podrían desarrollarse para promover la implicación de las masas de trabajadores y pobres. La organización de estos comités democráticos dificultaría la tarea de las fuerzas represivas del Estado, organizando la defensa del movimiento.
Como explicamos en un artículo después de la trágica muerte de Mohsen Fikri: “Los comités locales de lucha en los centros de trabajo y barrios serían un lugar ideal para discutir colectivamente las demandas del movimiento. Servirían también para desarrollar su organización y estrategia hacia el derrocamiento del régimen despótico de Mohammed VI, y finalmente convocar una asamblea constituyente revolucionaria que reuniese a representantes elegidos democráticamente de estos comités.” El movimiento que se extendió por la región en 2011 ha demostrado ya que este proceso tiene la capacidad de influir en la arena internacional. También durante ese período las organizaciones islamistas se encontraron temporalmente “asfixiadas” por la actividad unificada de las masas.
Sin embargo, debemos aprender de las luchas pasadas que llegaron a un callejón sin salida que benefició a las fuerzas imperialistas, a los déspotas locales y a los islamistas reaccionarios. El movimiento simplemente no puede detenerse cuando la figura dirigente sea derrocada: el que debe ser derrocado es el sistema capitalista. Solo la nacionalización democrática de sectores clave de la economía permitiría el establecimiento de una economía socialista planificada de acuerdo con las necesidades de toda la población, en contraste con planes como “Emergencia”, “Emergencia II” o “aceleración industrial” del régimen Makhzen que ha tenido el efecto de enriquecer sólo la base social del régimen. Sobre esta base también finalmente será posible encontrar una solución armoniosa a la cuestión nacional y a la opresión de la población amazigh, basada en la autodeterminación de todos los pueblos y la solidaridad de los trabajadores.
Como demostró recientemente la huelga general en la gobernación de Tataouine en Túnez, las condiciones materiales que causaron la insurrección de masas y el proceso de revolución y contrarrevolución en la región en 2011 aún persisten.
¡Todos somos Mohsen Fikri!
¡No a la represión de los movimientos sociales!
¡No a la impunidad del Estado. No a la opresión social y cultural!
¡Huelga General para derribar al régimen!
¡El poder para los jóvenes y trabajadores!

GRAN BRETAÑA – INCENDIO DE LA TORRE GRENFELL EN LONDRES • LOS RECORTES MATAN

Posted by Nuestra publicación: on lunes, junio 26, 2017
Gran Bretaña – Incendio de la Torre Grenfell en Londres • Los recortes matan



El incendio en Grenfell Tower en el oeste de Londres se extendió con una velocidad horrorosa y los testigos han descrito escenas desgarradoras de los residentes intentado escapar. Es una tragedia terrible y como es natural ha generado la simpatía y solidaridad de la población con los residentes y familias afectadas.
Sabemos que ha habido bajas y 74 personas tuvieron que ser ingresadas en el hospital, fueron necesarias más de 20 ambulancias para asistir a los heridos. Los detalles se conocerán con el tiempo pero el coraje de los bomberos y vecinos locales se vio rápidamente. Felicitamos el valor de los bomberos, los vecinos y el personal de ambulancia que respondieron de una manera sacrificada y rápida.
Pero junto a la enorme simpatía y la tristeza también ha habido una gran expresión de rabia. Miembros de la rama de trabajadores de la vivienda del sindicato UNITE informaron que por todo Londres residentes se aproximaban a los trabajadores del sector para expresar sus temores por las implicaciones que tenía el incendio. Hay un enfado real porque las preocupaciones de los vecinos no se han escuchado y porque estos terribles acontecimientos se podrían haber evitado.
Hay todo un historial de problemas con el mantenimiento de los bloques y los vecinos ya habían expresado su preocupación por la seguridad en caso de un incendio. El grupo de vecinos Grenfell Action Group dijo que habían advertido reiteradamente a los propietarios del bloque, al ayuntamiento tory de Kensingtony y Chelsea, y a la Organización de Administración de Inquilinos de Kensinton y Chelsea que administra el bloque, por los “muy pobres niveles de seguridad de incendios” en la torre. Pero sus advertencias cayeron en “oídos sordos”.
Aunque Kensington y Chelsea es la parte más rica de Gran Bretaña incluye a muchos residentes de clase trabajadora. En realidad el enojo por la situación inmobiliaria en la ciudad es uno de los factores que explican la sorprendente victoria del candidato laborista, porque durante la campaña electoral convirtió el problema de la vivienda en uno de sus ejes centrales.
A los vecinos se les aconsejó que en caso de incendio se mantuvieran en sus apartamentos porque el aislamiento de incendios daba el tiempo necesario para que llegaran a ellos los servicios de emergencia. Los supervivientes dicen que menos mal que ignoraron este consejo dada la velocidad con que se extendió el fuego.
Dudas sobre la remodelación
Los testigos hablan del revestimiento exterior recientemente instalado y que el fuego levantó, generando dudas sobre la resistencia al fuego de los materiales, estas dudas no son nuevas en la vivienda. Foster Dawn de The Guardian informa de que Rydon, la empresa responsable del revestimiento y la remodelación en Grenfell Tower, ha borrado de su página web todas las referencias a la remodelación.
La Brigada de Bomberos de Londres describió el hecho como una “situación sin precedentes”. Matt Wrack del sindicato de bomberos FBU decía en el Sky que no es normal que el fuego se desarrollara de esta forma y el sindicato pide una investigación sobre el edificio. Algo de lo que se hecho eco la rama de trabajadores de la vivienda de Unite.
Como en los recientes ataques terroristas, este horrendo acontecimiento también pone el foco en la reducción de 550 bomberos en Londres, el cierre de diez estaciones y la reducción de equipamiento. El número de muertes por el fuego subió el año pasado y los datos del tiempo de espera en los departamentos de accidentes, emergencias y ambulancias es demasiado elevado. Los servicios del NHS están colapsados y se enfrentan a más recortes.
Implicaciones nacionales
Las causas de este fuego todavía no se conocen pero preocupan las cuestiones y dudas que surgen porque representan un riesgo inaceptable para todo el país. Los parlamentarios del Grupo Parlamentario de Seguridad de Incendios y Rescate llevan años pidiendo una revisión de las regulaciones de la construcción. Después del incendio devastador en la torre Lakanal House en Southewark en 2009 en el que murieron seis personas se encubrieron los fallos. Entre ellos la falta de equipamiento en caso de riesgo de incendio y que los paneles de las paredes exteriores no tenían la resistencia necesaria al fuego.
El ministro de vivienda Gavin Barwell dijo el pasado mes de octubre en la Cámara de los Comunes que el gobierno revisaría la Parte B de las Regulaciones de Construcción de 2010, relacionada con la seguridad en caso de incendio. Ronnie King, antiguo Jefe de Bomberos y secretario del Comité Parlamentario dijo que “después del incendio en Lakanal House no se ha tenido en cuenta esa investigación ni actualizado la reciente investigación” (Inside Housing. 7/3/17)
La cuestión es que el revestimiento para mejorar el aislamiento disminuía la seguridad de incendios. La revista Inside Housing fue incapaz de conseguir los datos de la revisión que hizo el gobierno en aquel momento. Gavin Barwell, entonces el ministro de vivienda responsable de revisar las regulaciones de construcción perdió su escaño en estas elecciones y ahora ha sido nombrado jefe de gabinete de Theresa May.
Simplemente cambiar las regulaciones de construcción no sería la respuesta adecuada para los edificios ya construidos y que necesitarían ser revisados. El coste económico de todo esto puede ser significativo pero la austeridad no puede ser la excusa para retrasar la respuesta.
Es esencial que las 400-600 personas que se han quedado sin hogar sean realojadas y garantizar un alojamiento seguro y confortable. El gobierno debe actuar rápido y en esta situación no se puede aceptar que hable de la ausencia de dinero.
Necesitamos una investigación exhaustiva sobre lo que sucedió en Grenfell House y las implicaciones para la vivienda en todo el país. Esa investigación debe ser auténticamente independiente del gobierno y debe ser libre para analizar las consecuencias de los recortes del gasto y hacer recomendaciones para no comprometer la seguridad debido a la austeridad. Debe estar encabezada por los sindicatos y grupos de vecinos asesorados por expertos independientes.
Todos los ayuntamientos deberían inspeccionar inmediatamente la seguridad de cada vivienda e invertir urgentemente sin las excusas de los recortes en materiales de seguridad seguros, salidas y espacios adecuados, etc.,
Los ayuntamientos laboristas deben negarse a aprobar más recortes. ¡No a la privatización de la vivienda! ¡Reparaciones y renovaciones inmediatas de las viviendas!
El alcalde de Londres Sadiq Khan debe revertir todos los recortes en el servicio de bomberos de Londres. El militante del Socialist Party del oeste de Londres, Bob Sulatycki, comentaba:
“Ya está bastante claro que no es un trágico accidente sino que es el resultado previsto y criminal de la política de recortes, privatización, la falta de transparencia y la negligencia a nivel local y nacional.
“Todos los inquilinos de viviendas sociales de la zona y más allá deben pensar en la importancia de lo ocurrido.
“Van a continuar los recortes en la provisión del NHS en la zona, incluido el A&Es at Charing Cross y otros hospitales que actualmente están tratando a los heridos pero que se enfrentan a recortes y cierres”.

A CIEN AÑOS DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE • LA TEORÍA DE LA REVOLUCIÓN PERMANENTE

Posted by Nuestra publicación: on lunes, junio 26, 2017


Carlos Ramírez – Izquierda Revolucionaria, Estado Español
El imperio de los zares era un país atrasado donde la clase obrera y la industria eran islas en un mar de campesinos y grandes latifundios. En la mayor parte del país, las formas sociales eran más propias del feudalismo y el nivel cultural estaba muy por detrás del de los países desarrollados de la época. Seguía pendiente una reforma agraria que acabara con los grandes terratenientes y repartiera la tierra entre los campesinos, eliminando así la base material del servilismo, así como un fuerte desarrollo industrial que elevara el nivel técnico de la sociedad, que hiciera entrar al país en la era moderna y que convirtiera al proletariado en la clase mayoritaria de la sociedad rusa. Los países capitalistas más desarrollados hacía bastantes décadas que habían llevado a cabo esas tareas, propias de la revolución democrático-burguesa.
Los mencheviques (Plejánov, Axelrod, Zasúlich, Mártov, etc.) planteaban que, dado que la revolución burguesa estaba pendiente en Rusia, la revolución que se estaba gestando tendría esa naturaleza de clase; en consecuencia, el papel dirigente en ella le correspondía a la burguesía liberal, como pretendiente natural a dirigir la sociedad. La victoria de la burguesía abriría un período de desarrollo capitalista, de duración indeterminada, que colocaría al proletariado en condiciones de luchar por el socialismo. Hasta que se diesen esas circunstancias, el papel del proletariado sería el de aliado de izquierdas de la burguesía liberal frente a la reacción, aunque también defendería sus intereses contra esa burguesía. Los mencheviques veían como una aberración que el proletariado ruso emprendiera la lucha por el poder antes de que los países desarrollados hubieran establecido un precedente.
La revolución permanente
El enfoque menchevique de la cuestión no era compartido, ni mucho menos, por otras corrientes de la socialdemocracia rusa, como los bolcheviques y Trotsky, que insistían en el papel reaccionario de la burguesía rusa y su incapacidad, por tanto, de dirigir una lucha consecuente contra el régimen autocrático y los restos del pasado feudal; sólo los obreros y campesinos pobres podrían llevar a buen puerto las tareas democrático-burguesas.
Que la implantación del socialismo, al ser un sistema de producción superior al capitalismo, requiere una determinada base material es abecé para un marxista. Pero la experiencia revolucionaria real demostraba que el abecedario tiene más de tres letras y que, además, hay que saber combinarlas correctamente.
La primera revolución rusa, en 1905, trasladó a la arena de la práctica los debates teóricos. La burguesía, que en un primer momento apoyó las movilizaciones obreras, tardó poco en aliarse con la monarquía y los terratenientes para aplastar el movimiento de los trabajadores. Pero ese ensayo general de 1905 fue una experiencia de valor incalculable de la que los marxistas rusos sacaron valiosas lecciones.
En 1906, Trotsky publica una extensa obra titulada 1905. Resultados y perspectivas, donde hace un balance de los acontecimientos del año anterior y expresa esencialmente la que posteriormente sería conocida como la teoría de la revolución permanente. En ella, Trotsky explica la dinámica del proceso de la revolución en un país atrasado y las tareas del partido revolucionario.
Para Trotsky, hacía tiempo que el capitalismo había triunfado como sistema social dominante en el mundo; es más, las condiciones básicas generales —tomando la economía mundial como un todo— para el paso del capitalismo al socialismo ya estaban dadas. En este contexto, los países atrasados se veían obligados a asimilar a marchas forzadas las conquistas técnicas y productivas (o parte de ellas) de los países avanzados. Azotados por el látigo de las necesidades materiales, los países atrasados avanzan a saltos, obviando así algunas de las etapas históricas por las que los países avanzados habían tenido necesariamente que pasar para alcanzar su nivel de desarrollo. Las distintas etapas del proceso histórico se confunden y se mezclan. Las relaciones de producción más primitivas, sobre todo en el campo, conviven con focos industriales concentrados y relaciones sociales modernas. Los países atrasados incorporan, adaptándolas a su propio atraso, las conquistas más modernas.
Este desarrollo desigual y combinado da a las relaciones entre las clases un carácter más complejo. Los procesos sociales reales no tienen por qué transcurrir según un patrón general diseñado previamente (la burguesía derroca al feudalismo, ésta desarrolla el capitalismo y crea las condiciones para el socialismo). Hay que adaptar el patrón general a la realidad y no al revés, como hacían los mencheviques.
Papel de la burguesía liberal
La clave para empezar a mejorar realmente las condiciones de vida de las masas en la Rusia zarista era solucionar el problema agrario, lo que sólo era posible expropiando las tierras de los grandes terratenientes y repartiéndolas entre los campesinos. La destrucción de la monarquía estaba íntimamente ligada a ello. Por otro lado, la ecuación social de la realidad rusa ya tenía un elemento decisivo: un proletariado joven, combativo, muy inferior numéricamente al campesinado, pero muy concentrado en grandes fábricas, con un gran peso social específico y muy enfrentado a la burguesía. A su vez, la burguesía estaba unida por multitud de lazos a la gran propiedad agraria y a los intereses de los terratenientes (hipotecas bancarias, muchos burgueses también eran terratenientes, etc.), por lo que tenía mucho más en común con los grandes hacendados que con los campesinos que reclamaban la tierra.
La diferenciación extrema entre las clases urbanas (burguesía y proletariado), junto a la unidad de intereses entre la burguesía y los terratenientes, dejaba en evidencia que la burguesía rusa no se pondría al frente de las masas, sumando su peso social y su experiencia política a la energía revolucionaria de éstas, para realizar las tareas históricas de la revolución burguesa.
Para Trotsky, la clase obrera era la única clase social que contaba con la suficiente consistencia, homogeneidad y fuerza para dirigir la revolución que se estaba incubando.
Las tareas de la revolución burguesa rusa sólo podrían realizarse siempre y cuando el proletariado respaldado por los millones de campesinos (apoyo que ganaría incorporando a su programa la revolución agraria), consiguiera concentrar en sus manos la dirección de la nueva sociedad. La clase obrera expropiaría los latifundios, repartiría la tierra entre los campesinos y liberaría al país del dominio de las burguesías imperialistas de los países desarrollados, realizando íntegramente cada una de las tareas democráticas de la revolución burguesa.
Pero para poder llevar estas tareas hasta el final, el proletariado necesitaría dotarse de los medios y la fuerza suficientes. Para ello tendría que atacar cada vez más profundamente la propiedad privada de los medios de producción, rebasando inmediatamente los propios límites de la revolución burguesa, para abrazar así las reivindicaciones de carácter socialista. Y es que en Rusia no existía margen para un desarrollo capitalista de duración similar al de los países imperialistas del occidente europeo. Paralela e indisolublemente unida al desarrollo interno de los procesos en el nuevo régimen, estaría la perspectiva de la revolución mundial, especialmente en los países avanzados. Cualquier economía nacional, por muy poderosa que sea, depende de una instancia superior: el mercado mundial, que forma un todo con sus propias leyes y dinámica de las que ningún país puede escapar.
En consecuencia, la revolución proletaria en un solo país (por muy extenso y rico que fuera) no podría ser más que un régimen transitorio. De continuar aislado, más tarde o más temprano, caería devorado por las contradicciones internas y externas que ese aislamiento provocaría. La revolución socialista en un país solamente era un eslabón de la cadena de la revolución mundial, que, pese a sus reflujos temporales, había que abordar como un proceso permanente. En determinadas condiciones, la clase obrera podría conquistar el poder en un país atrasado antes que en los desarrollados, pero la consolidación del socialismo en dicho país seguiría dependiendo de la victoria de la clase obrera en éstos. La clase obrera triunfante de los países más avanzados pondría a disposición del país más atrasado su mayor nivel técnico y cultural, acelerando considerablemente el tiempo necesario para salir de dicho atraso, facilitando el proceso de construcción del socialismo.
Lenin y los bolcheviques
Lenin, por su parte, combatió enérgicamente la posición menchevique*. El revolucionario bolchevique también defendía —en sintonía con Trotsky— que la burguesía rusa, cuyos intereses estaban fundidos con los de los terratenientes, era profundamente reaccionaria. En un enfrentamiento decisivo con las masas obreras y el campesinado pobre, los burgueses se posicionarían sin duda del lado de la reacción. Por tanto, defender que la burguesía tomara el poder y plantear que el partido revolucionario y la clase obrera sólo podrían aspirar a convertirse en su aliado de izquierdas —posición defendida por los menchevique— llevaría inevitablemente a subordinar los intereses de la clase obrera y el campesinado pobre a los de la burguesía, que a su vez devolvería el poder a los terratenientes y su régimen autocrático.
Frente a esta postura, Lenin defendió que debían ser el joven proletariado ruso, unido a las masas de campesinos pobres, los que tomaran el poder. Para hacer realidad la victoria decisiva sobre el zarismo, la forma en que debían ejercer ese poder era la “dictadura democrática revolucionaria del proletariado y los campesinos”. Esa alianza llevaría a cabo una redistribución radical de la propiedad de la tierra a favor de los campesinos e implantaría la república democrática.
Lenin consideraba que el campesinado, que constituía la inmensa mayoría de la población, estaba impregnado fundamentalmente del espíritu republicano burgués radical, pero todavía era muy ajeno a las ideas socialistas. Además consideraba que no se podía descartar que pudiera construir un partido propio, independiente de la burguesía y del proletariado, debido a las tradiciones insurreccionales del campo ruso, y a la existencia de una numerosa capa de intelectuales muy sensibilizados con la miseria de los campesinos. Según Lenin, este factor, unido al bajo desarrollo económico del país y a la debilidad numérica del proletariado, haría necesario pasar por toda una serie de grados intermedios de desarrollo revolucionario para abordar las tareas de la revolución socialista. Por eso Lenin utilizó la formulación algebraica de “dictadura democrática revolucionaria del proletariado y los campesinos”, con el objetivo de dejar abierto el peso que pudiera tener el campesinado en ese nuevo régimen político. En un primer momento, la tarea de este régimen revolucionario sería la de sentar las bases para el desarrollo capitalista en Rusia. A su vez, la revolución en Rusia, prendería la mecha de la revolución en los países capitalistas más avanzados en Europa, revolución que aquí sí tendría un carácter inequívocamente socialista y que vendría en ayuda y apoyo de la clase obrera rusa para que ésta, ahora sí, emprendiera el camino de la construcción del socialismo.
Trotsky replicaba a estos planteamientos que los campesinos, debido a su composición social heterogénea y a pesar de su inmenso peso social y potencial revolucionario, no podían tener ni una política ni un partido independientes, y en la revolución se verían obligados a elegir entre la política de la burguesía o la política del proletariado, dividiéndose en líneas de clase. Trotsky también alertaba del riesgo de que una interpretación rígida, mecánica, esquemática y no condicional de la fórmula algebraica leninista pudiese llevar a subordinar el partido obrero al campesinado, que a su vez se subordinaría inevitablemente a la burguesía.
La prueba decisiva
La Revolución de Febrero de 1917 vuelve a trasladar las discusiones, análisis y conclusiones elaboradas en el período anterior a los procesos sociales reales, poniéndolas a prueba. La burguesía desde el primer momento, como previeron Lenin y Trotsky, cada uno por su lado, máquina para salvar al régimen autárquico.
Los mencheviques, aupados desde el primer momento al gobierno por las masas, de todos sus principios sólo mantuvieron que el proletariado no debía aproximarse al poder, mientras se plegaban incondicionalmente al programa de la burguesía en todos los temas: continuar la guerra imperialista hasta la victoria, mantener la propiedad terrateniente de la tierra hasta que se convocara una futura Asamblea Constituyente y seguir pidiendo sacrificios a las masas para salvar la patria.
Los eseristas, en ese momento el partido mayoritario entre los campesinos, utilizaron su preponderancia para entregar a éstos, atados de pies y manos, a la burguesía liberal. Por su parte, la dirección del partido bolchevique —con Zasúlich, Shliápnikov y Mólotov primero y, a partir de mediados de marzo, con Kámenev y Stalin— planteó el apoyo crítico al gobierno provisional y adoptó una postura defensista ante la guerra (en la práctica significaba seguir participando en ella) impidiendo así que el partido jugase un papel independiente y claramente diferenciado de la burguesía, los eseristas y los mencheviques, convirtiendo en profética la advertencia hecha por Trotsky.
Mientras esto sucedía, Lenin abandonaba rápidamente la vieja fórmula de “dictadura democrática revolucionaria de obreros y campesinos” y adoptaba el programa de la toma del poder por los sóviets, del gobierno obrero apoyado por las capas pobres del campesinado. Un gobierno que concretaría inmediatamente el fin de la participación de Rusia en la guerra, que llevaría a cabo sin dilación las tareas de la revolución democrático-burguesa, dando los primeros pasos para la construcción del socialismo en Rusia, haciendo efectiva y tangible para las masas la consigna de “paz, pan y tierra”. Y, por supuesto, sin perder de vista que el futuro gobierno de los sóviets tendría la necesidad de orientar gran parte de sus energías para desatar la revolución socialista en Europa y el mundo. Estas ideas las transmitió al partido en sus Cartas desde lejos, en marzo de 1917, y después en las famosas y decisivas para el triunfo de la revolución Tesis de Abril, coincidiendo plenamente con la teoría de la revolución permanente de Trotsky.
* Para profundizar en este tema recomendamos el texto de Lenin, Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática.

¡LEOPOLDO LÓPEZ INSTA A LOS MILITARES A DAR UN GOLPE DE ESTADO EN VENEZUELA!

Posted by Nuestra publicación: on lunes, junio 26, 2017



Izquierda Revolucionaria, Estado Espaol. 

¡Ninguna concesión al fascismo y el golpismo. Carmena y Ahora Madrid deben rectificar urgentemente!

El líder ultraderechista venezolano Leopoldo López, a quien la derecha española y sus medios de comunicación presentan como “preso político” y un “luchador por la democracia”, ha vuelto a mostrar de qué madera está hecho. López instaba a los militares venezolanos este lunes 12 de junio, mediante un video filtrado desde la prisión donde está encarcelado, a dar un golpe de Estado. (http://www.elmundo.es/internacional/2017/06/12/593ed860e5fdeaa3178b4589.html).
No es un preso político, es un fascista responsable de 43 muertes
El llamamiento golpista de López no es nuevo pero, de ser ejecutado, significaría un baño de sangre. Con esta nueva declaración Leopoldo López deja al desnudo lo que siempre ha sido: ningún “demócrata” perseguido por sus ideas, sino un fascista encarcelado por patrocinar actos terroristas y organizar la violencia de la ultraderecha para derribar a un gobierno elegido democráticamente.
En Venezuela hay muchos dirigentes políticos que se oponen al gobierno y actúan libremente. López fue procesado y juzgado el 10 de septiembre de 2015 por organizar con militantes de su partido (Voluntad Popular), mercenarios y activistas de extrema derecha procedentes de diferentes países (paramilitares colombianos y otros), la llamada “guarimba”, iniciada el 12 de Febrero de 2014. https://www.youtube.com/watch?v=vFjg-D0ZUFA
Esta campaña fue muy similar a la que ahora mismo están realizando las mismas fuerzas contrarrevolucionarias y que ya se han saldado con decenas de asesinados, algunos de ellos muertos atrozmente, incendiados y linchados por las bandas fascistas. En 2014 las bandas fascistas dirigidas por Leopoldo López (presentadas por los medios capitalistas como grupos de jóvenes en defensa de la democracia) lanzaron ataques a edificios públicos (centros de salud, ministerios,) que consideraban representativos del chavismo, locales de organizaciones de izquierda y centros de estudio y de trabajo conocidos por su apoyo al proceso revolucionario. La “guarimba” de 2014 se saldó con 43 muertes. La actual ya suma más de 50.
Aunque los medios de comunicación y la burguesía internacional hagan todo lo posible por ocultar la trayectoria y objetivos de Leopoldo López, los planes de éste para acabar con la izquierda por medios violentos no son nuevos. No sólo ha llamado al golpe de estado en reiteradas ocasiones, participó directamente en el golpe de abril de 2002 que disolvió la Asamblea nacional, suspendió los derechos constitucionales, cerró medios de comunicación que la derecha no controlaba y persiguió a los jóvenes y trabajadores que apoyaban a Chávez. López era entonces alcalde del Municipio Chacao (el de mayor renta per cápita de América Latina) y encabezó la persecución en su municipio contra militantes chavistas.
Su actuación como alcalde estuvo marcada por la aplicación de políticas neoliberales (desahucios, represión a manifestaciones y actos de la izquierda), planes para convertir la policía municipal de Chacao en fuerza de choque contrarrevolucionaria (con asesoramiento de su amigo personal, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe) y diferentes llamamientos a no reconocer las victorias electorales de Chávez e incendiar la calle.
La campaña por la liberación de López, una excusa para justificar la estrategia golpista
López pertenece a una de las familias más destacadas de la parásita y reaccionaria oligarquía caraqueña; los “Amos del Valle”, como los bautizó el gran novelista venezolano Herrera Luque. La mayoría de empresas y bancos que poseía su familia bajo la IV República acabaron cerrando sus puertas, dejando en la calle a un montón de trabajadores y pequeños ahorradores. Esto no impidió a López seguir perteneciendo a ese reducido clan que ha gobernado Venezuela durante siglos como un coto privado. Desde su primera militancia conocida (la secta filofascista Tradición, Familia y Propiedad) hasta hoy, toda su trayectoria ha estado marcada por la defensa de los privilegios de la oligarquía y la lucha contra todo lo que huela a revolución y socialismo.
Por eso es lógico que el PP, los herederos de la dictadura franquista, los defensores de la España “Una Grande y Libre”, los que reprimen la libertad de expresión o el derecho a decidir, hagan suya su causa. O que dirigentes socialdemócratas como Felipe González, un millonario sin escrúpulos capaz de hundir a su partido siguiendo los dictados de los capitalistas, defiendan a este elemento. Son lo mismo y tienen intereses comunes.
Lo que resulta totalmente inaceptable es que dirigentes de izquierda como la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, o la portavoz municipal, Rita Maestre, en lugar de explicar quién es realmente Leopoldo López, porqué fue detenido, qué ideas y programa defiende, voten con el PP y Ciudadanos resoluciones en apoyo a este dirigente fascista y organicen actos oficiales exigiendo la liberación de un asesino, otorgándole el calificativo de “preso político”. De este modo, independientemente de cuáles sean sus intenciones, contribuyen a lavarle la cara y dan cobertura política a su estrategia golpista.
Desde Izquierda revolucionaria exigimos a Manuela Carmena y Ahora Madrid que rectifiquen urgentemente y dejen de contribuir a defender a un fascista. Porque ese es el objetivo de la campaña por la liberación de Leopoldo López: disfrazar los planes en marcha para organizar un golpe de estado en Venezuela presentándolos como una batalla por la democracia, esa democracia que ellos siempre han despreciado y que mañana, si tuviesen fuerza para ello, serían los primeros en ahogar en sangre.
Algunos links sobre quién es Leopoldo López https://www.youtube.com/watch?v=sQqoCNxPJTw

Visita nuestra sección Juventud y Lucha

Visita nuestra sección Juventud y Lucha
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Atake Verde

Visita nuestra sección  Atake Verde
Hacer click en imagen para visitar

Visita nuestra Biblioteca Marxista

Visita nuestra Biblioteca Marxista
Hacer click en imagen

Economía Mundial : Análisis y Comentarios

Economía Mundial : Análisis y Comentarios
Hacer click en imagen para leer

Visítanos y únete a SR en Facebook

Visítanos  y únete a SR en Facebook
Hacer click en imagen

TEMAS

internacional Chile crisis capitalista economia editorial CIT nacional trabajadores elecciones AFP historia movimiento obrero politica historia y teoria venezuela arte y cultura represion España estados unidos protestas alternativa socialista china crisis economica crisis educación capitalismo economía mapuche europa huelga imperialismo Huelga General grecia estudiantes Brasil Socialismo medioambiente analisis de perspectivas campaña solidaridad crisis financiera estalinismo gran bretaña desempleo sindicatos Transantiago argentina bolivia escuela golpe de estado recesion stalinismo conflicto israel palestina derechos de la mujer kazajstan alemania alza de transporte gobierno Piñera israel Trotsky cuba pueblos originarios restauracion capitalista Unión Europea asesinatos juventud en rebelion palestina teoria marxista voto nulo Derechos Humanos Socialismo Revolucionario declaracion CIT gaza honduras marxismo partido comunista seguridad social Latinoamerica crisis educación bancos mexico privatización de la educación racismo 1º de mayo ocupación de fábrica peru unidad popular Perspectivas Mundiales irlanda irlanda del norte italia medio oriente perspectivas trabajadores mineros trotskismo Bolivia-MAS Egipto MPT Portugal derecha escocia izquierda socialista y anticapitalista marcel claude masacres medios de comunicación revolucion salario minimo solidaridad Joe Higgins alzas campaña canada documento del CIT francia guerra civil privatizacion del cobre revolucion rusa revolución alemana salud terrorismo tsunami Necrologicas Relaciones mundiales y economía Sri Lanka crecimiento economico crisis alimenticia depresion economica derechos democraticos desastre ecologico desastre minero movilizacion mujeres nazismo primero de mayo referendum rusia trabajadores portuarios video Belgica PSOL Parlamento Europeo acuerdo pc - concertación colombia constitucion boliviana formación política huelgas libertad de expresion paro revolucion cubana segunda guerra mundial sicariato tamil Asia Haití Iniciativa por un Partido de Trabajadores Retail Sudáfrica afganistan balance proceso venezolano balance revolucion cubana calentamiento global gripe porcina homofobia juventud lucha anticapitalista obama pakistan suecia tratado de lisboa turkia Coalición de sindicalistas y socialistas Muro Israel Palestina SR Tailandia africa burbuja inmobiliaria clases sociales escuela latinoamericana fraude electoral hitler marco enriquez ominami marx oligopolios presos politicos programa de transicion Kozovo Que somos y que defendemos TMI Xekinima costa rica homosexualidad masacre tiananmen revolución china trabajadores de la salud xenofobia