Libros: György Lukács. Táctica y ética. Escritos tempranos (1919-1929)

Posted by Nuestra publicación: on viernes, agosto 22, 2014


  
 
 
 
  György Lukács
 
Táctica y ética. Escritos tempranos (1919-1929)

 
Ediciones Herramienta, Buenos Aires, Argentina | julio de 2014 |
288 páginas | ISBN: 978-987-1505-45-6
 
Introducción de Antonino Infranca y Miguel Vedda
Traducción y notas de Miguel Vedda
 
 
 
Las obras de Lukács que comprende el presente volumen abarcan un arco temporal importante en la vida del filósofo húngaro; se trata de escritos políticos pertenecientes al período que va desde los meses inmediatamente posteriores al ingreso del filósofo al movimiento comunista –producido en diciembre de 1918– hasta la temporaria suspensión de la actividad política que tuvo lugar en 1928. En primera instancia se incluye el pequeño volumenTáctica y ética (1919), que, más allá de su significación intrínseca, ayuda a entender las condiciones en que se produjo el pasaje de Lukács desde una filosofía caracterizada por el rigorismo ético a un marxismo cargado de rasgos voluntaristas y mesiánicos, signado por la perspectiva –finalmente frustrada– de la expansión de la ola revolucionaria en el plano mundial. Los escritos tempranos compuestos entre 1919 y 1922 dan cuenta, en segundo lugar, del período preparatorio de la gran obra marxista juvenil, Historia y conciencia de clase. Las Reseñas (1924-1925) sobre publicaciones de Bernstein, Bujarin, Wittfogel y Lassalle presentan a un Lukács crítico tanto del mecanicismo de la Segunda Internacional como del idealismo subjetivista. Moses Hess y los problemas de la dialéctica idealista (1926) es uno de los artículos teórico-políticos más brillantes y revulsivos de toda la producción de Lukács, en el que este consigue arreglar cuentas con sus propias posiciones juveniles. LasReseñas (1928) sobre Othmar Spann y Carl Schmitt preanuncian ya las grandes obras de madurez. El volumen se cierra con las Tesis de Blum (1928), que, condenadas por el Comité Central del Partido Comunista Húngaro en plena stalinización, fueron señaladas recurrentemente por el filósofo húngaro como un punto de inflexión decisivo en su desarrollo político y filosófico.
 
György Szegredi Lukács nació en Budapest el 13 de abril de 1885, en el seno de una familia perteneciente a la gran burguesía financiera húngara. En 1906 se doctoró en la Facultad de Filosofía de Budapest y a partir de 1909 asistió a cursos en Berlín y Heidelberg, donde estableció contacto con Georg Simmel, Max Weber y Ernst Bloch, entre otros. Hacia 1917 volvió a Budapest y fundó, junto con Karl Mannheim, Erwin Szabó, Béla Fogarasi y Arnold Hauser, la “Escuela libre de las Ciencias del Espíritu”. A finales de 1918 ingresó al Partido Comunista Húngaro y participó en la República Soviética Húngara como comisario popular de instrucción pública y comisario político de la Quinta División del Ejército Rojo. Entre 1919 y 1933 vivió en el exilio en Viena y Berlín; luego se trasladó a Moscú, donde residió hasta 1944. Volvió a Budapest, en cuya universidad ocupó una cátedra de Estética; fue miembro del parlamento y desempeñó un papel central en la política cultural. A partir de 1949, fue atacado por diferentes órganos estalinistas y en 1951 fue obligado a abandonar la vida política. En 1956 participó de la revolución liderada por Imre Nagy; cuando la sublevación fue aplastada, fue deportado a Rumania, expulsado del partido y convertido en víctima de una campaña difamatoria. A su vuelta, en 1957, se entregó a la tarea de refundar el marxismo como vía necesaria para la superación tanto del estalinismo como de la democracia burguesa.  Murió el 4 de junio de 1971.
Lukács tiene un papel central en la filosofía del siglo XX. Entre sus obras más destacadas cabe mencionar Teoría de la novela (1914-1915), Historia y conciencia de clase (1923) – obra que funda el marxismo occidental –, El joven Hegel (1948), Goethe y su época (1950), Realistas alemanes del siglo XIX (1950),La peculiaridad de lo estético (1963) y Para una ontología del ser social (1984-1986).
 
Antonino Infranca nació en Trapani, Italia. Se doctoró en filosofía en la Academia Húngara de Ciencias con una tesis sobre el concepto de trabajo en Lukács. Realizó investigaciones en el Archivo Lukács, de Budapest. En 1989, recibió el Premio Lukács. Es autor, entre otras obras, de Giovanni Gentile e la cultura siciliana (1990), Tecnécrates (1998; trad. al portugués: 2003; al castellano: 2004), El otro occidente (2000; trad. al francés: 2004), Trabajo, individuo, historia. El concepto de trabajo en Lukács (2005), Los filósofos y las mujeres (2006). Coeditor de G. Lukács Testamento político y otros escritos sobre política y filosofía (2003), G. Lukács, Ontología del ser social: El trabajo (2004) yGyörgy Lukács: Ética, Estética y Ontología (2007). Ha publicado numerosos artículos sobre Lukács, Bloch, Gramsci, Kerényi, Croce, Heidegger; ha traducido al italiano los ensayos de Dussel sobre Marx. Integra el Consejo Asesor de Herramienta.
 
Miguel Vedda es Doctor en Letras por la Universidad de Buenos Aires. Es profesor titular de Literatura Alemana en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA), investigador del Conicet y coordinador de la cátedra libre “Teoría crítica y marxismo occidental” (FFyL, UBA).
Algunas publicaciones recientes: La irrealidad de la desesperación. Estudios sobre Siegfried Kracauer y Walter Benjamin (2011), György Lukács: años de peregrinaje filosófico (con M. Duayer, 2013), Walter Benjamin en la ex ESMA. Justicia, Historia y Verdad. Escrituras de la memoria (con A. Kaufman y E. Jozami, 2013), Placeres de la melancolía. Reflexiones sobre literatura y tristeza (con M. Ciordia, 2014). Ha editado obras de Storm, Heine, Kracauer y Lukács, entre otros. Es coeditor del Anuario Argentino de Germanística y del Ibero-amerikanisches Jahrbuch für Germanistik. Es miembro del Consejo Editor deHerramienta, de la Internationale Georg-Lukács-Gesellschaft y del NIEP-Marx (Núcleo Interdisciplinar de Estudos e Pesquisas sobre Marx e o Marxismo).

Chile - Brutal Aumento de Ancianos Morosos

Posted by Nuestra publicación: on viernes, agosto 22, 2014
22 de agosto de 2014.
Patricio Guzmán S.

ENDEUDAMIENTO Y REDUCCIÓN DEL ACCESO AL CRÉDITO.

En diciembre de 2013, el Banco de Pagos Internacionales (BIP) anunció que había caído con fuerza el crédito en las economías emergentes, sobre todo en Latinoamérica. El BPI señala en su último informe trimestral que el crédito a esta región cayó en el segundo trimestre un 4 % (27.000 millones de dólares) frente al trimestre anterior, la mayor caída trimestral registrada hasta ahora.  La mayor parte de la bajada se concentró en Brasil (6,2 %), en México (6 %) y en Chile (5 %). [1]
La Banca que opera en Chile advirtió los primeros días de julio de 2014 que en Chile se había producido una “violenta ralentización de créditos”. “A lo largo del año, progresivamente se han frenado préstamos a empresas, inmobiliarios, de consumo y a proyectos mineros, entre otros.”[2]
CRECE LA MOROSIDAD.
Un informe, recientemente dado a conocer, elaborado por la Universidad San Sebastián, en base a información de Equifax, estableció la evolución de la morosidad de créditos personales en Chile.[3]
La tasa de morosidad de créditos personales ha aumentado en un 25% anual a nivel nacional, destaca el rápido crecimiento de la morosidad entre los deudores de la tercera edad (70 años y más), y los jóvenes (18 a 29 años).  Entre los “adultos mayores” la morosidad creció en un 33%, llegando a 112 mil personas. En el segmento de nuevos morosos, los adultos mayores , “a junio de 2014 este subgrupo de mayores de 70 años crece en un 83% anual, en circunstancias que a nivel nacional los recién registrados como morosos fueron de sólo un 39%, es decir, más del doble.” Los jóvenes son el 23% del total de morosos.
En cuanto al valor de la mora promedio, se aprecia una disminución del Valor Mora Promedio: en junio de 2012 era de $1.6 millones de pesos. En junio de 2013 fue de $1.4 millones de pesos, y en junio del 2014 es de $ 1.3 millones de pesos.[4]
El alza brutal de ancianos morosos nos lleva a la pobreza y desatención de los adultos mayores en el modelo de sociedad chilena. La Seguridad Social en Chile está hecha pedazos, el sistema de AFP condena a los jubilados a la pobreza, y el sistema de salud colapsado y parcialmente privatizado, obliga a los viejos a gastar dinero en atención privada y medicamentos. Por esto se endeudan, para sortear sus enfermedades, y luego no tienen ingresos para devolver en su plazo los préstamos.
El gremio del Retail aprovecha la oportunidad para pedir más tiempo antes de la aplicación plena de la reducción de la Tasa Máxima Convencional. La industria que se ha caracterizado por las altas tasas de interés, alega que se ha producido una disminución importante del número de sujetos que pueden acceder al crédito debido a la reducción de las tasas máximas legales. En otras palabras quieren tener como sujetos de crédito a gente que probablemente no podrá pagar regularmente, pero aplicándoles tasas y cobranzas leoninas.

FINANCIAMIENTO DEL SBIF.
“CUANDO LOS RATONES PAGAN EL SUELDO AL CUIDADOR DE LA QUESERÍA.”

En una entrevista el Senador Tuma señaló que “La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) – organismo encargado de la supervisión de los bancos e instituciones financieras en el país - es financiada por 128 organismos, entre financieras, bancos, retail y otros, procedimiento que según el senador del PPD es “irregular desde todo punto de vista”.[5]  No me parece que la SBIF esté recaudando el valor de los servicios desde las instituciones que fiscaliza. A mi juicio es irregular desde todo punto de vista, especialmente en cuanto a la transparencia. No puede ser que fiscalizadores se financien, de manera directa, desde los fiscalizados. Puede que no haya interferencia, pero al menos no se ve bien y permite suponer que hay una falta de independencia de la SBIF. 
En cuanto al financiamiento Tuma señala que “La idea es que se financie como todas las superintendencias, desde el Fisco, con presupuesto fiscal. ¿Por qué no?, ¿por qué en este caso se da una cosa distinta, y se crea de una manera donde las instituciones financieras tienen que mantener una relación incestuosa con la superintendencia, a través del pago de los servicios? Eso perfectamente podría recaudarlo el Tesorero. Las facultades que se le dan a la SBIF para fiscalizar el modo de pago lo puede hacer la Tesorería. Es la que hace ese trabajo, es especialista en eso. No veo una razón para comprometer la imagen de la SBIF.”
El senador también habló de la falta de voluntad de las autoridades para resolver este asunto. “Desde que se estableció en los ‘80, se empezó a plantear en los ‘90 poder revertir esto, pero ningún ministro de Hacienda ha tenido la decisión para hacerlo. Yo se lo plantee al ministro Arenas, y me encontró la razón de que esto no era presentable. Confío en que el ministro va a articular la iniciativa, para terminar con esta mala práctica, o al menos mala imagen que se construye.”




[1] EL MOSTRADOR. 9 de Diciembre 2014.  Inminentes cambios en políticas de estímulo de la FED ya están golpeando economía chilena.

[2] DIARIO FINANCIERO. 4 de Julio 2014. Banca acusa violenta ralentización de créditos


[3] “Quinto Informe de Deuda Personal de Deudores Morosos a Junio 2014”.  Escuela de Ingeniería Comercial de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián

[4] TERRA. 20 DE AGOSTO 2014. Crece número de morosos entre adultos mayores y jóvenes


[5] ESTRATEGIA. 22 DE AGOSTO 2014. EUGENIO TUMA. No Puede Ser que Fiscalizadores se Financien Desde los Fiscalizados

Chile - Terminar las oscilaciones, ir hasta el final

Posted by Nuestra publicación: on jueves, agosto 21, 2014

Análisis Político para tener la película clara

Carlos Ilich
Terminar las oscilaciones, ir hasta el final
El programa de reformas del Gobierno de la Nueva Mayoría está sometido a crecientes presiones, y comienza a oscilar. El protocolo de acuerdo en la reforma tributaria, dejó a todos descontentos y se preparan nuevas indicaciones. La reforma al binominal avanzaría a un sistema electoral proporcional que favorecería a grandes partidos con financiamiento oscuro. Y se entra ya abiertamente a la reforma educacional, con mayores oscilaciones aún: dichos, aclaraciones, marchas y contramarchas.
Pero las promesas de reformas abrieron una disyuntiva a todos los partidos: ¿dialogar o no? La propia derecha se dividió al respecto ante la reforma tributaria, con un sector que se negaba a todo diálogo y otro que lo promovía, y que es el que finalmente se impuso. Las organizaciones del movimiento estudiantil, enfrentan la misma disyuntiva, y de igual modo, se impuso la política del diálogo, aceptando sentarse en el Consejo de Participación Ciudadana, casi sin pisos mínimos, intransables sobre los ejes de las reformas.
¿Y cuál es el modo en que lo lograron? Por parte de la derecha, diciendo que la alternativa era que saliera el proyecto original. Por parte de las organizaciones estudiantiles, ante la embestida de la derecha, cerrar filas con el gobierno. ¿Pero son dos los campos para poder avanzar, o con la derecha o con el Gobierno? Es otra falsa disyuntiva.
Y la UDI, dentro de la derecha, sacó esa clara conclusión: Su presidente, Ernesto Silva, declaró: “la confusión que tiene el propio ministro Eyzaguirre es una señal de que la reforma educacional cambió. Y cambió sin que nos hayamos tomado ni un cafecito con el ministro, pues la reforma educacional está cambiando porque nos hemos reunido con 20 mil apoderados de todo Chile, y porque hemos generado un despertar social contra los cambios que afectan la libertad de las familias”. Más claro echarle agua: aunque tengan sus negociadores con el Mineduc, desdeñan el diálogo y pretenden seguir avanzando en movilizarse en las calles. Las organizaciones mayoritarias del movimiento estudiantil en el CONFECH, al contrario, en vez de esta ubicación ofensiva, explican su decisión de sentarse con el Gobierno. Hay que prepararse para ir hasta el final, terminar con todas las oscilaciones, enfrentando la embestida de la derecha, y sectores de la Nueva Mayoría, listos para la defensa cerrada del negocio, sus negocios, de la educación.

No hay dos campos
Tras el “protocolo” de la reforma tributaria, la llamada bancada estudiantil, Kariola y Vallejos del PC, Boric de la Izquierda Autónoma, Giorgio Jackson de Revolución Democrática, se juntaron con el Ministro Eyzaguirre para plantearle que la alianza no podía ser con los sectores que se juntan a tomar café con galletas. Posteriormente la CONES se juntó con la bancada estudiantil. Y más de 30 organizaciones aceptaron integrar el Consejo de Participación Ciudadana. Con sus diferencias, matices, demandas, anuncios de movilizaciones, se encolumnaron tras el Gobierno, atacado por la derecha.
La derecha, por el contrario, reafirma que se opondrá en las calles a las reformas. La CONFEPA, además de sus marchas, lanza campañas de agitación, como la gigantografía que muestra a los padres y su supuesta libertad de elegir, versus un Estado que decide por ellos.
¿Pero hay dos campos? El Gobierno oscila. La Nueva Mayoría tiene entre sus militantes, mayoría DC, pero también del PPD (el partido de Eyzaguirre), a empresarios de la educación, dueños de colegios, miembros de la CONACEP que agrupa a los dueños de colegios y es uno de los principales opositores a toda reforma. ¿Y qué defiende la CONACEP? Su negocio. Por ejemplo, plantean que el Estado les pague un arriendo a estos empresarios de los colegios particulares subvencionados, porque, como dijo el DC Walter Oliva dueño de muchos colegios,  “si el día de mañana la competencia de los establecimientos fiscales es tan potente que se llevan toda la matrícula de los particulares subvencionados, se acaban estos colegios”. Es decir: temen se fortalezca la educación pública, porque puede “llevarse toda la matrícula”, y así, se les terminaría EL NEGOCIO.
Para enfrentar a la derecha y los dueños de colegios incluyendo los de la Nueva Mayoría, hay que terminar con toda oscilación e ir hasta el final. El Gobierno, solo oscila. Quieren evitar un choque, que es inevitable. Inevitable, excepto que la trampa del pantano parlamentario y del Consejo de Participación Ciudadana, con la ayuda de las organizaciones del movimiento estudiantil, logren desmovilizar a los estudiantes.
Con igual claridad hay que decir: es sin café y galletas, es una negociación con un piso mínimo intransable.

Una solución simple, una lucha dura
La solución para la educación superior es simple: 100% financiamiento para todas las universidades estatales, con ingreso irrestricto, co-gobierno y verdadera autonomía, y sin subsidios a los privados. La derecha dice que no alcanzará la plata: es cierto, la reforma tributaria es más que moderada, y no alcanza: hay que financiarla con la re-nacionalización del cobre y todos los recursos naturales, bajo control de lostrabajadores.
Pero será una lucha dura. El movimiento estudiantil tiene que hablar este lenguaje claro y simple, agitar con sus propias “gigantografías” y movilizaciones, pero no de presión una vez cada tanto, sino como parte de un Plan de Lucha. Sumar a todos los estudiantes con un Congreso Educativo de Lucha con delegados elegidos en asambleas. Forzando a una negociación y no un mero “diálogo incidente”.
Las Federaciones, organizaciones y colectivos que rechazaron el Consejo de Participación Ciudadana, deben actuar unitariamente por esta lucha. No basta condeclaraciones de rechazo, hay que pasar de las palabras a los hechos, convocando a Asamblea General por Universidad, como paso a un Congreso Educativo de Lucha con delegados elegidos en asambleas de base.
Las oscilaciones del Gobierno están llevando a un callejón sin salida. Hay que ir hasta el final.

Las demandas las impondremos con los métodos de la lucha de clases
Es que las demandas solo las impondremos con los métodos de la lucha de clases.
Estamos por entrar a una nueva fase de la situación política. Se está por pasar de los preliminares a la batalla misma, pantano parlamentario incluido.
No llamar a esta lucha, dará espacio a acciones descolgadas, justas ante las inequidades de la clase patronal y su régimen, pero estériles y finalmente desorganizadoras, como las que ya se ven: desde los bombazos, hasta acciones mediáticas testimoniales.
Como ya estamos comprobando con la reforma tributaria, habrá que organizarse para luchar por quitar todos los “matices”, sin encandilarse con la arena de la disputa parlamentaria.
El movimiento estudiantil, debe luchar por la unidad con las fuerzas de la clase trabajadora.
La principal tarea, en cada paro, huelga y movilización, será unificar las filas de los trabajadores bajo las banderas de una política de la clase trabajadora independiente de toda variante patronal, con los métodos de la lucha de clases, y basado en la democracia directa de los trabajadores.



¿Cómo evitar un “formulismo ” en la reforma educacional?

Posted by Nuestra publicación: on jueves, agosto 21, 2014

Carlos Ilich


Durante julio, el Gobierno mantuvo, aunque con creciente dificultad, la iniciativa, lo que desfavorece la posibilidad de que se cumplan las demandas del movimiento estudiantil, los trabajadores, los pueblos castigados de las Regiones.
Mantiene entonces la iniciativa, como puede verse con el avance de las reformas anunciadas; con una intensa discusión, pero en las alturas del régimen, aunque tensionándose el ambiente político; con la embestida de la derecha que realizó una movilización en defensa del negocio de la educación particular subvencionada iniciando una divisoria en sectores de las capas medias y populares; con el  ritual de la reforma tributaria firmado entre la Nueva Mayoría y la derecha, aunque mostrando su camino de moderar las ya moderadas reformas. Lo que comenzó a hacer una  experiencia práctica y a la vez para millones, de los límites de las prometidas reformas, abriendo la posibilidad de un giro abrupto: de volver a retomar los métodos de la lucha de clases para conquistar las demandas.
Como límite a esta posibilidad que se vuelve a abrir, está el hecho de que, a la vez que hubo movilizaciones impulsadas por la derecha, y anuncios de que con estas ya lograron sin “café con galletas” en ningún “living” impugnar la reforma educacional, las dirigencias del movimiento estudiantil no convocaron a ninguna movilización, y sí anunciaron su participación en los Diálogos Ciudadanos del Gobierno.
Ahora anunciaron movilizaciones para el mes de agosto. El Gobierno, pretende cerrar filas tras sus reformas, aunque está carcomido por divisiones, con los “matices” de la DC y además con el PPD que habló de “retroexcavadoras” pero que fue su senador el que firmó el “protocolo” tributario con la derecha, y con el PC que realiza el esfuerzo para que entre los trabajadores y los estudiantes no surjan luchas por sus demandas sino que se apoye al Gobierno. Todos caminos que llevan a un nuevo “protocolo”, esta vez en la educación. Entonces, si se anuncian nuevas movilizaciones, hay que retomarlas armados de algunas lecciones inmediatas. 
No estamos de nuevo en los ’90: la prueba de fuerza es en las calles
Las “galletas” del Ministro de Hacienda Arenas con la derecha que culminaron en el “ ritual” tributario que mantuvo los privilegios de los empresarios, encendió las alarmas: parece que se vuelve a la democracia de los consensos con la derecha vetando todo, aunque hayan pedido, y obtenido, un “Parlamento para Bachelet”. Pero no hay vuelta a los ’90: la lucha de clases es el mar de fondo y un giro abrupto puede producirse en forma repentina en cualquier momento; cuándo, con qué formas, con qué ritmos, está abierto.
El problema, es que a quien se ve ofensiva es a la derecha. Hicieron su movilización en 7 comunas. No importa si movieron menos (¡mucho menos!) que los casi 100.000 que movieron los estudiantes el 8-5 y el 10-6, o los profesores el 25-6. Lo que importa es que la derecha proclama que así forzará la imposición de su defensa de los privilegios de los empresarios de la educación y la Iglesia. No hay que subestimarlo: se comienzan a dividir sectores de las capas medias y populares, por derecha, y a activarse. Movidos con engaños, como las cartas amenazantes de “sostenedores” avisando que o cerrarán o aumentarán aranceles.
¿Quieren ir a un choque en las calles? No, quieren presionar para imponer otro “ formulismo”. ¿Cómo evitarlo?
Una fase de discusiones y definiciones
En lo inmediato, se abre una fase de discusiones y definiciones de los temas donde se juega mucho del Gobierno y de toda la situación: la reforma educacional, y la reforma laboral. Sentar posiciones, re-afirmar las demandas, agrupar nuevamente las fuerzas y ponerlas en movimiento, está planteado.
Las discusiones serán primeramente en el Parlamento. Intentarán que de allí no salga. Difícilmente sea posible.
Lecciones para retomar las movilizaciones
Para evitar un nuevo protocolo, hay que frenar la embestida de la derecha. Desde el Gobierno buscan cerrar filas detrás suyo. Los diputados de la llamada “bancada estudiantil” (Izquierda Autonoma, JJCC, Revolución Democrática) hacen de consejeros de Eyzaguirre: que busque aliados en “los movimientos sociales”, no en los defensores de lo establecido. Para agrupar las fuerzas detrás del Gobierno, se abrieron los Diálogos Ciudadanos, con promesas irrelevantes que la dirigencia mayoritaria del CONFECH (Nueva Acción Universitaria/NAU, Frente de Estudiantes Libertarios/UNE, Unión Nacional Estudiantil/UNE), aceptó; además de anunciar “mesas de diálogo pre-legislativas” que también aceptaron. ¿Se puede frenar la embestida de la derecha encolumnándose detrás del Gobierno? Ya mostró en el “ceremonial ” tributario hasta donde está dispuesto a llegar. Hablan, eso sí, de nuevas movilizaciones.
Pero hay que sacar lecciones, para retomar las movilizaciones. De mínima y en forma inmediata: que los acuerdos moderadores no responden a las demandas; que nuevas alianzas de clase se están formando y se preparan para el choque; que las dirigencias burocráticas son una traba. Hay que reunir las fuerzas, unitariamente, de todos quienes están dispuestos a ir hasta el final en la lucha por las justas demandas puestas por la lucha de clases de terminar con todas las calamidades heredadas de la dictadura: la educación de mercado, la salud de mercado, el Código laboral de la dictadura, la Constitución de la dictadura.
Para esto, es necesario avanzar en los caminos de unidad en la lucha, la unidad obrero-estudiantil, y con la izquierda, de lucha y combativa. Se debe dar un paso más: llamar a poner en pie organismos de democracia directa para la lucha. Para que no dicten treguas a su antojo, para que no firmen nuevos protocolos a nuestras espaldas.

Para conquistar algo, tenemos que volver a ir por todo
Las demandas las impondremos con los métodos de la lucha de clases
Por la unidad de trabajadores y estudiantes

Hay que evitar las trampas del Parlamento binominal, de las leyes anti-obreras y anti-populares, de los parlamentarios millonarios, de los consensos y los matices. Hay que frenar el avance de la derecha en las calles. Hay que prepararse para las próximas batallas.
Sólo con los métodos de la lucha de clases podremos imponerle nuestras demandas al Gobierno que retrocede moderando sus ya moderadas reformas.
El movimiento estudiantil, debe luchar por la unidad con las fuerzas de la clase trabajadora. Romper la tregua, ir por todo, con sus pisos mínimos intransables.
Para conquistar algo, tenemos que volver a ir por todo.

Aniversario del asesinato de León Trotsky

Posted by Nuestra publicación: on jueves, agosto 21, 2014


El día 20 de agosto de 1940, cuando concluía el atardecer y mientras trabajaba en su escritorio, Lev Davidovich Bronstein, más conocido como León Trotsky, fue atacado por la espalda y su cráneo horadado con un piolet (el hacha de los montañistas), falleció el día siguiente 21 de agosto cerca de las 20 horas.


El asesino Ramón Mercader, era un agente de la GPU soviética (antecesora de la KGB), la temible organización criminal y policía política al servicio de Stalín. No fue este el primer atentado contra la vida del dirigente revolucionario. Stalín, el representante de la burocracia, al comenzar la II Guerra Mundial estaba decidido a terminar con su principal adversario, el hombre que simbolizaba lo mejor de la revolución rusa y mundial. Trotsky, el presidente del soviet de San Petersburgo en 1905, encargado del Comité Militar Revolucionario y dirigente junto con Lenín de la revolución de Octubre, el organizador del Ejercito Rojo, y vencedor en la guerra civil, seguía siendo un enemigo formidable para Stalin, aún en su exilio en México, y eso cuando habían sido asesinados miles de los cuadros y militantes que respondiendo su llamado se habían unido a la Oposición de Izquierda, y luego a la nueva IV Internacional en Rusia y en el mundo, la misma suerte que había corrido la mayor parte de su propia familia.

Hasta el último día, Trotsky lucho denodadamente para reconstruir la dirección revolucionaria de la clase trabajadora y sus partidos. Sus últimas palabras antes de perder definitivamente la conciencia fueron: "confío en la victoria de la IV Internacional".

Han pasado 69 años desde su asesinato, sin embargo muchas de las preocupaciones que tuvo y sus reflexiones continúan teniendo una actualidad asombrosas.

Entre los borradores de trabajos inacabados que dejó León Trotsky en su dictáfono ese 20 de agosto, se encuentra el pasaje que reproducimos más adelante. Trata entre otros temas sobre el problema de la construcción del Partido de los Trabajadores de masas en EE.UU., un asunto que conserva plenamente su actualidad, no sólo en los Estados Unidos, si no por todo el mundo, ahora cuando los trabajadores carecen de partidos de masas que los representen. Por cierto las circunstancias no son las mismas, el dirigente revolucionario escribía cuando en Europa había comenzado la guerra mundial, y el estalinismo y el fascismo eran muy fuertes allí. Nosotros en cambio, construimos y luchamos a dos décadas de la debacle y vuelta al capitalismo de la URSS y el bloque del este, y los procesos de restauración capitalista también en China. Después de una ofensiva ideológica, y de recomposición del patrón de acumulación capitalista (la globalización neo liberal) que fue victoriosa para las clases capitalistas, y consiguió imponer un sentido común mayoritariamente pro – mercado capitalista, una victoria que esperamos sea pirrica frente a los cambios producto de la mayor recesión en 70 años.

En este sentido, salvando las distancias, las reflexiones de León Trotsky siguen teniendo un valor enorme para todos los que buscamos el triunfo del socialismo y la libertad; un mundo mejor en definitiva.

El Comité por una Internacional de Trabajadores (CIT), que es una continuidad de la Internacional y de la lucha de León Trotsky y sus camaradas, tiene ahora por delante terminar la tarea que ellos comenzaron en condiciones tan adversas. Un combate que a pesar de todos los crímenes y derrotas, consiguió asegurar el hilo de la continuidad marxista y revolucionaria hasta nuestros días.

Un pasaje de León Trotsky, encontrado en su dictáfono el día de su asesinato:

"(…) La clase trabajadora norteamericana no ha tenido, ni tampoco tiene hoy día, un partido obrero de masas. Pero la situación objetiva y la experiencia acumulada por los trabajadores norteamericanos pueden poner en poco tiempo a la orden del día la cuestión de la toma del poder. Es esta perspectiva la que tiene que estar en la base de nuestra agitación. No se trata simplemente de tener una posición sobre el militarismo capitalista y el rechazo a defender el estado burgués, si no de la preparación directa para la toma del poder y la defensa de la patria socialista.

(…) Esta claro que la radicalización de la clase trabajadora en los Estados Unidos no atraviesa más que su fase inicial, casi exclusivamente en el ámbito del movimiento sindical (el CIO). El periodo de pre-guerra, después la guerra misma, pueden interrumpir temporalmente estos procesos, sobretodo si un número importante de obreros son absorbidos por la industria de guerra. Pero esta interrupción no será duradera. La segunda etapa tendrá un carácter más claramente determinado. El problema de la formación de un partido independiente de los trabajadores estará a la orden del día. Nuestras reivindicaciones transitorias pasar a ser muy populares. Por otro lado, las tendencias fascistas, reaccionarias, retrocederán a un segundo plano, a la defensiva, esperando un momento más favorable.
Esta es la perspectiva más cercana. Nada es más vano que especular para saber si llegaremos o no a formar una potente dirección revolucionaria. Ante nosotros se encuentra una perspectiva favorable, que da todas las justificaciones a la militancia revolucionaria. Hay que utilizar las ocasiones que se presentan y construir el partido revolucionario."


A LA MEMORIA DEL VIEJO (Obituario de Trotsky, Por James P. Cannon)

Posted by Nuestra publicación: on jueves, agosto 21, 2014

trotsky-mexico

Este discurso fue pronunciado en el Mitin en Recuerdo de Trotsky que tuvo lugar en el Hotel Diplomat en la ciudad de Nueva York
El 28 de Agosto de 1940
Fue publicado por primera vez en Socialist Appeal, Septiembre 7, 1940.
Traducido  por Patricio Guzmán 
La vida conciente entera del camarada Trotsky, desde el momento en el que entró en el movimiento de trabajadores en la ciudad rusa provincial de Nikolayev a la edad de dieciocho años hasta el momento de su muerte en Ciudad de México cuarenta y dos años más tarde, estuvo completamente dedicada a trabajar y luchar por una idea central. Defendió la emancipación de los trabajadores y todos los pueblos oprimidos del mundo, y la transformación de la sociedad del capitalismo al socialismo por medio de una revolución social. En su concepción, esta revolución social liberadora requiere para su triunfo la dirección de un partido político revolucionario de la vanguardia obrera.
En su entera vida conciente el camarada Trotsky ni una sola vez se apartó de esta idea. Nunca dudó de ella, y nunca dejó de luchar por su realización. En su lecho de muerte, en su último mensaje para nosotros, sus discípulos – su último testamento – proclamó su confianza en su idea de vida.: “Diga a nuestros amigos que estoy seguro de la victoria de la Cuarta Internacional – ¡adelante!”
Todo el mundo conoce su trabajo y su testamento. Los cables de la prensa del mundo han difundido su último testamento y lo han dado a conocer a millones en el mundo. Y en las mentes y corazones de todos los que se afligen con nosotros esta noche en el mundo, se destaca una pregunta. ¿El movimiento que él creó e inspiró sobrevivirá su muerte? ¿Serán sus discípulos capaces de mantener sus filas unidas, serán capaces de realizar su testamento y realizar la emancipación de los oprimidos a través de la victoria de la Cuarta Internacional?
Sin la menor vacilación damos una respuesta afirmativa a esta pregunta. Aquellos enemigos que previeron un colapso del movimiento de Trotsky sin Trotsky, y aquellos amigos pusilánimes que lo temen, solo demuestran que no entienden a Trotsly, lo que fue, lo que significó, y lo que dejó detrás. Jamás una familia que perdió un ser querido ha recibido una herencia tan rica como esta del camarada Trotsky, que como padre de familia previsor, ha dejado a la familia de la Cuarta Internacional como albaceas de toda la humanidad progresiva. Nos ha dejado una gran herencia de ideas; ideas que fijarán la carta de navegación hacia la gran libertad futura de toda la humanidad. Las poderosas ideas de Trotsky son nuestro programa y nuestra bandera. Son una clara guía de acción en todas las complejidades de nuestra época, y una constante confirmación que tenemos la razón y que nuestra victoria es inevitable.
Trotsky mismo creía que las ideas eran el mayor poder en el mundo. Sus autores podían ser muertos, pero las ideas, una vez promulgadas, viven su propia vida. Si son ideas correctas, hacen su camino traspasando todos los obstáculos. Este fue el concepto central, dominante de la filosofía del camarada Trotsky. Nos lo explicó a nosotros, muchas, muchas veces. Una vez escribió: “No es el partido el que hace el programa (la idea); es el programa el que hace el partido.” En una carta personal para mi, él escribió una vez: “Trabajamos con las ideas más correctas y poderosas en el mundo, con fuerzas y medios materiales inadecuados numéricamente. Pero las ideas correctas, en el largo plazo, siempre conquistan y hacen posibles para si los medios y fuerzas materiales necesarias”.
Trotsky, un discípulo de Marx, creía con Marx que “una idea, cuando penetra en las masas, se transforma en una fuerza material.” Creyendo esto, el camarada Trotsky nunca dudó que su trabajo viviría después de él. Creyendo esto, pudo proclamar en su lecho de muerte su confianza en la futura victoria de la Cuarta Internacional que encarna sus ideas. Los que dudan de esto no conocen a Trotsky.
Trotsky creía que su mayor influencia, su mayor valor, consistía no en vida física, no es sus hechos épicos, que eclipsan los de todas las figuras heroicas en la historia por su extensión y grandeza, – sino en lo que dejaría detrás de él después que los asesinos hubieran hecho su trabajo. Él sabía que su destino fatal estaba sellado, y trabajó contra el tiempo con objeto de dejarnos todo lo que fuera posible a nosotros, y a través de nosotros a la humanidad. Durante los once años de su último exilio se encadenó a si mismo a su escritorio como un esclavo de galera y trabajo, como ninguno entre nosotros sabe trabajar, con tal energía, persistencia y auto disciplina, como solo los hombres de genio pueden laborar. Trabajó contra el tiempo para verter de su pluma todo el rico contenido de su mente poderosa y preservarlo como escrito permanente para nosotros, y para aquellos que vendrán después de nosotros
Todo Trotsky, así como todo Marx, está preservado en sus libros, sus artículos y sus cartas. Su voluminosa correspondencia, que contiene algunos de sus pensamientos más brillantes, ahora tiene que ser recopilada y publicada. Cuando esto sea hecho, cuando sus cartas estén publicadas junto con sus libros, sus panfletos, y sus artículos, nosotros, y todos aquellos que se unen a nosotros en la lucha de liberación de la humanidad, todavía tendremos a nuestro Viejo para ayudarnos.
Sabía que el súper Borgia en el Kremlin, Caín-Stalín, quien ha destruido toda la generación de la revolución de octubre, lo había marcado para ser asesinado y tendría éxito tarde o temprano. Es por eso que trabajaba con tanta urgencia. Es por esto que se apresuraba en escribir todo lo que tenía en su mente y ponerlo en papel en forma permanente donde nadie lo pudiera destruir.
Apenas la otra noche, conversé en la cena con uno de los leales secretarios del Viejo – un joven camarada que le sirvió por un largo tiempo y conocía su vida personal, como la vivió en sus últimos años de exilio, muy íntimamente. Lo urgí a escribir sus recuerdos sin demora. Le dije: “Todos tenemos que escribir todo lo que conocemos sobre Trotsky. Todos tienen que registrar sus recuerdos e impresiones. No tenemos que olvidar que nos movimos en la órbita de la más grande figura de nuestro tiempo. Millones de personas, generaciones que todavía están por venir, estarán hambrientas por cada pedacito de información, cada palabra, cada impresión que arroje luz sobre él, sus ideas, y su vida personal.”
Me respondió: “Yo puedo escribir sobre sus cualidades personales como las observé; sus métodos de trabajo, su humanidad, su generosidad. Pero no puedo escribir nada nuevo sobre sus ideas. Ellas ya están escritas. Todo lo que tenía que decir, todo lo que tenía en su cerebro, está sobre papel. Parecía estar determinado a escudriñar hasta el fondo de su mente, sacar todo completamente y darlo al mundo en sus escritos. Recuerdo que muy a menudo, una conversación casual sobre algún tema aparecía sobre la mesa de la cena, una discusión informal tenía lugar, y el Viejo expresaría algunas opiniones nuevas y frescas. Casi invariablemente las contribuciones de la mesa del comedor encontraría la forma un poco más tarde de un libro, un artículo o una carta.”
Ellos no asesinaron a Trotsky de un golpe; no cuando este asesino, el agente de Stalín, le asesto el piolet desde atrás de su cráneo. Este fue solo el golpe final. Lo mataron de a poco. Lo mataron muchas veces. Lo mataron siete veces cuando mataron a sus siete secretarios. Lo mataron cuatro veces cuando asesinaron a sus cuatro hijos. Lo mataron cuando sus colegas de la Revolución Rusa fueron muertos.
A pesar de todo se mantuvo con sus tareas. Envejeciendo y enfermando, soportó todos estos golpes morales, emocionales y físicos para completar su testamento a la humanidad mientras tuviera tiempo. Reunió cada pensamiento, cada idea, cada lección de su experiencia pasada para legarnos un tesoro de literatura a nosotros, un tesoro que los meses y el oxido no pueden comer.
Había una profunda diferencia entre Trotsky y otros grandes hombres de acción y líderes políticos transitorios que influenciaron grandes masas durante su vida. El poder de esta gente, casi todos ellos, fue algo personal, algo incomunicable a otros. Su influencia no sobrevivió sus muertes. Simplemente recuerden por un momento los grandes hombres de nuestra generación o de la generación que acaba de pasar: Clemenceau, Hindenburg, Wilson, Theodore Roosevelt, Bryan. Ellos tenían grandes masas siguiéndoles e inclinándose sobre ellos. Pero ahora están muertos; y toda su influencia pereció con ellos. Nada queda salvo monumentos y elogios fúnebres. Nada era distintivo de ellos salvo sus personalidades. Ellos eran oportunistas, líderes de un día. No dejaron ideas para guiar e inspirar a los hombres cuando sus cuerpos se convirtieran en polvo, y su personalidad fuera un recuerdo.
No así con Trotsky, no así con él. El era diferente. Él también, con seguridad, fue un gran hombre de acción. Sus hechos están incorporados en la más grande revolución de la historia de la humanidad. Pero, a diferencia de los oportunistas y líderes de un día, sus hechos eran inspirados por grandes ideas, y esas ideas siguen vivas. No hizo solamente una revolución; escribió su historia y explicó las leyes básicas que gobiernan todas las revoluciones. En su Historia de la Revolución Rusa que él consideraba su pieza maestra, nos dio la guía para hacer nuevas revoluciones, o más bien, para extender por el mundo la revolución que comenzó en Octubre de 1917.
Trotsky, el gran hombre de ideas, fue el mismo el discípulo de un hombre más grande todavía, Marx. Trotsky no creo ni reclamó el origen de las ideas más fundamentales que expuso. El construyó sobre los fundamentos dejados por los grandes maestros del siglo XIX, Marx y Engels. Adicionalmente, él pasó por la gran escuela de Lenín y aprendió de él. El genio de Trotsky consistió en su completa asimilación de las ideas legadas por Marx, Engels y Lenin. Él dominó su método. Desarrolló sus ideas en condiciones modernas, y las aplicó con maestría en las luchas contemporáneas del proletariado. Para entender a Trotsky, tienen que entender que el fue un discípulo de Marx, ¡Un marxista ortodoxo! ¡Luchó bajo las banderas del marxismo durante cuarenta y dos años! Durante los últimos años de su vida, dejó cualquier otra cosa completamente de lado para luchar una gran batalla política y teórica en defensa del marxismo en las filas de la Cuarta Internacional. Su último artículo, que quedó sobre la mesa de su escritorio sin pulir, el último artículo del que se ocupó, fue en defensa del marxismo contra revisionistas y escépticos contemporáneos. El poder de Trotsky, primero que nada y sobre todo, era el poder del marxismo.
¿Quieren una ilustración concreta del poder de las ideas marxistas? Sólo considren esto: cuando Marx murió en 1883, Trotsky apenas tenía cuatro años de edad. Lenin solamente catorce. Ninguno pudo haber conocido a Marx, o nada sobre él. Sin embargo, ambos llegaron a ser grandes figuras históricas debido a Marx, porque Marx había hecho circular ideas en el mundo antes que ellos nacieran. Esas ideas estaban viviendo su propia vida. Dieron forma a las vidas de Lenin y Trotsky. Las ideas de Marx estaban con ellos y guiaron cada uno de los pasos cuando hicieron la más grande revolución en la historia.
Lo mismo pasará con las ideas de Trotsky, que son un desarrollo de las ideas de Marx, nos influenciarán a nosotros, sus discípulos, que le sobreviven hoy día. Moldearán las vidas de discípulos muchos más grandes que todavía están por venir, que todavía no conocen el nombre de Trotsky. Algunos que están destinados a ser los más grandes Trotskistas están jugando en los patios escolares hoy día. Serán alimentados con las ideas de Trotsky, como él y Lenin fueron alimentados con las ideas de Marx y Engels.
De hecho, nuestro movimiento en los Estados Unidos tomó forma y creció sobre sus ideas sin su presencia física, incluso sin comunicación en el primer periodo. Trotsky estaba exiliado y aislado en Alma Ata cuando comenzamos nuestra lucha por el Trotskismo en este país en 1928. No teníamos contacto con él, y por largo tiempo no sabíamos si estaba vivo o muerto. Ni siquiera teníamos una colección de sus escritos. Todo lo que teníamos era un único documento de actualidad, su “Critica al Borrador de Programa del Comintern”. Eso fue suficiente. Con la luz de ese único documento vimos nuestro camino, comenzamos nuestra lucha con confianza suprema, pasamos la escisión sin vacilación, construimos la estructura de una organización nacional y establecimos nuestra prensa Trotskista semanal. Nuestro movimiento fue construido firmemente desde el comienzo mismo y ha permanecido firme porque fue construido sobre las ideas de Trotsky. Fue cerca de un año antes que pudiéramos establecer comunicación directa con el Viejo.
Lo mismo con las secciones de la Cuarta Internacional en el mundo. Sólo unos pocos camaradas individuales se reunieron con Trotsky alguna vez cara a cara. Aún así en todas partes lo conocían. En China, y cruzando el océano en Chile, Argentina, Brasil. En Australia, en prácticamente todos los países de Europa. En los Estados Unidos, Canadá, Indochina, Sudáfrica. Nunca lo vieron, pero las ideas de Trotsky los soldaron juntos en un movimiento mundial uniforme y firme. Así continuará después de su muerte física. No hay lugar para la duda.
El lugar de Trotsky en la historia ya está establecido. El permanecerá para siempre como una eminencia histórica junto con los otros tres grandes gigantes del proletariado: Marx, Engels, y Lenin. Es posible, de hecho, es bastante probable, que en la memoria histórica de la humanidad su nombre evoque el más cálido afecto, la más sincera gratitud de todos. ¡Porque luchó por tanto tiempo, contra un mundo de enemigos, tan honestamente, tan heroicamente, y con una devoción tan desinteresada!
Las futuras generaciones de la humanidad libre mirarán con interés insaciable a esta época demente de reacción y violencia sangrienta y cambio social, esta época de agonía mortal de un sistema social y de las punzadas del nacimiento de otro. Cuando a través de los entes del historiador vean como las masas oprimidas del pueblo en todas partes estaban buscando a tientas, ciegas y confundidas, mencionaran con desmedido cariño el nombre del genio que nos dio la luz, el gran corazón que nos dio coraje.
De todos los grandes hombres de nuestro tiempo, de todas las figuras públicas hacia las cuales se vuelven las masas en busca de guía en estos complicados, terribles, tiempos, solamente Trotsky nos explicó cosas a nosotros, el solo nos dio luz en la oscuridad. Su cerebro solo desveló los misterios y complejidades de nuestra época. El gran cerebro de Trotsky era lo que temían sus enemigos. No podían arreglárselas con él. En el increíble método con el que lo destruyeron había encerrado un profundo símbolo. ¡Golpearon su cerebro! Pero los productos más ricos de ese cerebro siguen vivos. Ya han escapado y nunca podrán ser recapturados y destruidos.
No minimizamos el golpe que nos han dado, a nosotros, a nuestro movimiento, y al mundo. Es la peor calamidad. Hemos perdido algo de valor inconmensurable que nunca puede ser recuperado. Hemos perdido la inspiración de su presencia física, su consejo sabio. Todo eso se ha perdido para siempre. El pueblo ruso ha sufrido el peor de todos los golpes. Pero por el mismo hecho que la camarilla de Stalín haya tenido que asesinar a Trotsky después de once años, que lo hayan tenido que alcanzar fuera de Moscú, ejercido todas sus energías y planes para destruir la vida de Trotsky, es el mayor testimonio de que Trotsky sigue vivo en los corazones del pueblo ruso. Ellos no creyeron las mentiras. Esperaron y anhelaron su retorno. Sus palabras todavía están ahí. Su recuerdo todavía está vivo en sus corazones.
Unos pocos días antes de la muerte del camarada Trotsky los editores del Boletín Ruso recibieron una carta de Riga. Había sido enviada antes de la incorporación de Latvia a la Unión Soviética. Decía con palabras simples que la “Carta Abierta a los Trabajadores de la URSS” les había llegado, había llenado sus corazones de coraje y les había enseñado el camino. La carta sostenía que el mensaje de Trotsky había sido memorizado palabra por palabra, y que sería difundido boca a boca sin importar lo que pudiera pasar. En verdad pensamos que las palabras de Trotsky vivirán más en la Unión Soviética que el sangriento régimen de Stalín. En los venideros grandes días de liberación el mensaje de Trotsky será la bandera del pueblo ruso.
Todo el mundo sabe quién asesinó al camarada Trotsky. El mundo sabe que en su lecho de muerte acusó a Stalin y su GPU del asesinato. La declaración del asesino, preparada antes del crimen, es la prueba final, si se necesitaban más pruebas, que el asesinato fue un trabajo de la GPU. Es una mera reiteración de las mentiras de los juicios de Moscú, un intento estúpido de mente policial, en su último día, para rehabilitar el montaje que ha sido desacreditado ante los ojos de todo el mundo. Los motivos del asesinato surgen de la reacción mundial, el miedo a la revolución, y los sentimientos de odio y venganza de los traidores. El historiador ingles Macaulay subrayó que los apostatas en todas las eras han manifestado una malignidad excepcional hacia aquellos a quienes han traicionado. Stalin y su banda de traidores estaban consumidos por el odio demencial por el hombre que les recordaba a ellos su ayer. Trotsky, el símbolo de la gran revolución, les recordaba constantemente la causa que ellos habían desertado y traicionado, y lo odiaban por eso. Lo odiaban por todas las grandes y buenas cualidades humanas que él personificaba y a las cuales ellos eran completamente ajenos. Estaban decididos a terminar con él a cualquier costo.
Ahora voy a una parte que es muy dolorosa, un pensamiento que, estoy seguro, está en las mentes de todos nosotros. En el momento que leímos del éxito del ataque estoy seguro que todos nosotros nos preguntamos: ¿No pudimos salvarlo un poco más tiempo? Si hubiéramos tratado más duro, si hubiéramos hecho más por él. ¿No lo podríamos haber salvado? Queridos camaradas, no nos lo reprochemos. El camarada Trotsky estaba perdido y sentenciado a muerte años atrás. Los traidores de la revolución sabían que la revolución vivía en él, la tradición, la esperanza. Todos los recursos de un estado poderoso, puesto en movimiento por el odio y la venganza de Stalin, se destinaron al asesinato de un solo hombre sin recursos y con solo un puñado de cercanos colaboradores. Todos sus compañeros de trabajo fueron asesinados; siete de sus leales secretarios, sus cuatro hijos. Aún a pesar que lo marcaron para la muerte después de su exilio de Rusia, ¡se salvó por once años! Esos fueron los años más fructíferos de toda su vida. Esos fueron los años en lo que se encontró en plena madurez para dedicarse a la tarea de resumir y fundir en forma literaria permanente los resultados de su experiencia y sus pensamientos.
Sus tontas mentes policiales no podían saber que Trotsky dejo detrás suyo lo mejor de si mismo. Incluso en la muerte los frustró. Porque la cosa que más querían de todo era matar la memoria y la esperanza de la revolución que Trotsky dejó detrás suyo.
Si se reprochan a si mismos o a nosotros porque esta maquinaria asesina finalmente alcanzó a Trotsky y lo mató, tienen que recordar que es muy difícil proteger a alguien de asesinos. El asesino que acecha a su víctima noche y día a menudo rompe las más grandes protecciones. Incluso los zares rusos y otros gobernantes, rodeados por todos los poderes de la policía de grandes estados, no siempre pudieron escapar al asesinato de pequeñas bandas de terroristas decididos, equipados con los recursos más exiguos. Este fue el caso, más de una vez, en Rusia en los días prerrevolucionarios. Y aquí, en el caso de Trotski, ustedes tienen todo esto al revés. Todos los recursos estaban del lado de los asesinos. Un gran aparato de estado, convertido en una maquinaria asesina, contra un hombre y unos pocos discípulos leales. Así que si finalmente lo lograron, solo tenemos que preguntarnos, ¿hicimos todo lo que pudimos para prevenirlo o posponerlo? Si, hicimos lo más que pudimos. Con plena conciencia, tenemos que decir que hicimos el máximo.
En las últimas semanas después del asalto del 24 de mayo, volvimos a poner en la agenda de nuestro comité directivo la cuestión de la protección del Camarada Trotsky. Todos los camaradas estuvieron de acuerdo que era nuestra tarea más importante, más importante para las masas de todo el mundo y para las generaciones futuras, que sobretodo teníamos que hacer todo lo posible para proteger la vida de nuestro genio, nuestro camarada, que nos ayudó y nos guió tan bien. Una delegación de dirigentes del partido hizo una visita a México. Resultó nuestra última visita. Allí, en esa ocasión, consultándolo con él, acordamos una nueva campaña para reforzar la guardia. Recolectamos dinero en este país para fortalecer la casa a un costo de miles de dólares; todos nuestros miembros y simpatizantes respondieron con gran sacrificio y generosidad.
Y a pesar de ello la maquinaria asesina consiguió abrirse paso. Pero aquellos que ayudaron incluso en el menor grado, tanto financieramente como con sus esfuerzos físicos, como nuestros valientes camaradas de la guardia, nunca se arrepentirán de lo que hicieron para proteger al Viejo.
En la hora en que el camarada Trotsky finalmente fue muerto, yo estaba regresando por tren de un viaje especial a Minneapolis. Había ido con el propósito de arreglar que camaradas nuevos y calificados bajaran y reforzaran la guardia en Coyoacan. De camino a casa iba sentado en el tren con un sentimiento de satisfacción que la tarea del viaje se había cumplido, los refuerzos para la guardia estaban provistos.
Entonces, cuando el tren pasó por Pennsylvania, cerca de las cuatro en punto en la mañana, llegaron los periódicos temprano con las noticias que el asesino había traspasado las defensas y enterrado un piolet en el cerebro del camarada Trotsky. Ese fue el comienzo de un día terrible, el más triste de nuestras vidas, cuando esperamos, hora tras hora, mientras el Viejo luchaba por su vida y combatía vanamente con la muerte. Pero incluso entonces, en esa hora de terrible dolor, cuando recibimos el mensaje fatal por el teléfono de larga distancia: “El Viejo está muerto” – no nos permitimos parar para llorar, saltamos inmediatamente al trabajo para defender su memoria y cumplir su testamento. Y trabajamos con más ahínco que nunca antes, porque por primera vez nos dimos cuenta con plena conciencia que nosotros teníamos que hacerlo todo ahora. Ya no podíamos apoyarnos en el viejo más. Lo hecho ahora, nosotros tenemos que hacerlo. Ese es el espíritu en el que tenemos que trabajar desde ahora en adelante.
Los amos capitalistas del mundo instintivamente entendieron el significado del nombre de Trotsky. El amigo del oprimido, el hacedor de revoluciones, ¡era la encarnación de todo lo que ellos odiaban y temían! Incluso en la muerte lo injuriaron. Sus periódicos salpicaron su filtro sobre su nombre. Él era el exiliado del mundo en tiempo de reacción. Ninguna puerta se abrió para él en ningún lugar excepto la de la República de México. El hecho que Trotsky fue excluido de todos los países capitalistas es en sí mismo una clara refutación de todas las calumnias de los Estalinistas, de todas sus groseras acusaciones que él traicionó la revolución, que se volvió contra los trabajadores. Nunca convencieron a los capitalistas del mundo de esto. Ni por un momento.
¡Los capitalistas – de todo tipo – temen y odian incluso su cuerpo muerto! Las puertas de nuestra gran democracia están abiertas para muchos refugiados políticos, por supuesto. Toda clase de reaccionarios: canallas democráticos que traicionaron y desertaron su pueblo; monárquicos, e incluso fascistas, todos ellos han sido bienvenidos en el puerto de Nueva York. ¡Pero ni siquiera el cuerpo muerto del amigo de los oprimidos puede encontrar asilo aquí! ¡No olvidaremos eso! Alimentaremos nuestro agravio cerca de nuestro corazón y en el momento adecuado tomaremos nuestra venganza.
La gran y poderosa democracia de Roosevelt y Hull no nos permitiría traer su cuerpo aquí para su funeral. Pero él está aquí de todas maneras. Todos nosotros sentimos que él está aquí en este salón esta noche – no solo en sus grandes ideas, sino también, especialmente esta noche, en nuestra memoria de él como hombre. Tenemos derecho a estar orgullosos que el hombre más grande de nuestro tiempo nos perteneciera, el cerebro más grande y el corazón más fuerte y leal. La sociedad de clases en que vivimos engrandece los pillos, los estafadores, los buscadores de sí mismos, los embusteros, y los opresores de la gente. Difícilmente se puede nombrar un intelectual representante de la sociedad de clase en descomposición, de alto o bajo nivel, que no sea un hipócrita miserable y un cobarde despreciable, preocupado antes que nada de sus propios asuntos personales intrascendentes y de salvar su propia piel sin valor. Que tribu despreciable son. No hay honestidad, ni inspiración, nada en todos ellos. No tienen un solo hombre que pueda prender una chispa en el corazón de la juventud. Nuestro Viejo fue hecho de un material completamente diferente. Se alzaba sobre esos pigmeos en su grandeza moral.
El camarada Trotsky no solo lucho por un orden social basado en la solidaridad humana como una meta futura; él vivió cada día de su vida de acuerdo a esos estándares más altos y nobles. No lo dejaban ser ciudadano de ningún país. Pero, en verdad, él era mucho más que eso. Él ya era en su mente, en su conducta, un ciudadano de la humanidad comunista del futuro. Este recuerdo de él, como un hombre, como un camarada, es más precioso que el oro y los rubíes. Con dificultad entendemos un hombre de este tipo viviendo entre nosotros. Nosotros, estamos todos atrapados en la red de acero de la sociedad de clases con sus desigualdades, sus contradicciones, sus convencionalismos, sus falsos valores, sus mentiras. La sociedad de clases envenena y corrompe todo. Todos somos empequeñecidos, distorsionados y enceguecidos por ella. Difícilmente podemos visualizar como serán las relaciones humanas, difícilmente comprendemos como será la personalidad del hombre, en una sociedad libre.
El camarada Trotsky nos dio un retrato anticipatorio. En él, en su personalidad como un hombre, como un ser humano, tuvimos un vistazo de cómo será el hombre comunista. Este recuerdo de él como un hombre, como un camarada, es nuestra mayor seguridad que el espíritu del hombre, luchando por la solidaridad humana, es inconquistable. En nuestra terrible época perecerán muchas cosas. El capitalismo y todos sus héroes perecerán. Stalin y Hitler y Roosevelt y Churchill, y todas las mentiras e injusticias que ellos significan, desaparecerán con sangre y fuego. Pero el espíritu del hombre comunista que el camarada Trotsky representó no desaparecerá.
El destino nos ha hecho a nosotros, hombres de arcilla común, los más directos discípulos del camarada Trotsky. Ahora somos sus herederos, y estamos encargados de la misión de llevar a cabo su testamento. Tenemos confianza en nosotros. Él nos aseguró con sus últimas palabras que tenemos razón y que prevaleceremos. Solo necesitamos tener confianza en nosotros y en nuestras ideas, la tradición, y los recuerdos que nos deja como legado.
Todo se lo debemos a él. Le debemos nuestra existencia política, nuestra comprensión, nuestra fe en el futuro. No estamos solos. Hay otros como nosotros en otras partes del mundo. Siempre recuerden eso. No estamos solos. Trotsky educó cuadros de discípulos en más de treinta países. Ellos están convencidos hasta la médula de sus huesos de su derecho a la victoria. No vacilarán. Tampoco nosotros vacilaremos. “¡Estoy seguro de la victoria de la Cuarta Internacional!” Eso dijo el camarada Trotsky en el último momento de su vida. De eso estamos seguros.
Trotsky nunca dudó y nosotros nunca dudaremos que, armados con sus armas, con las ideas, dirigiremos a las masas oprimidas del mundo fuera de la confusión sangrienta de la guerra a una nueva sociedad socialista. Ese es nuestro testimonio aquí hoy día en la tumba del camarada Trotsky.
Y aquí ante su tumba testimoniamos que no olvidaremos nunca su mandato de despedida – que protegeremos y querremos a su esposa-luchadora, la leal compañera de todas sus luchas y de sus viajes errantes. “Cuidenla”, dijo, “ella ha estado conmigo muchos años”. Si, la cuidaremos. Antes que otra cosa, cuidaremos de Natalia.
Llegamos ahora a la última palabra de adiós a nuestro gran camarada y maestro, que ahora se convirtió en nuestro mártir más glorioso. No negamos el dolor que encoge todos nuestros corazones. Pero el nuestro no es el dolor de la postración, el dolor que mina la voluntad. Está temperado por la indignación, la ira y la determinación. Lo transformaremos en energía de lucha para continuar la lucha del Viejo. Digámosle adiós de una manera apropiada sus discípulos, como buenos soldados del ejército de Trotsky. No en cuclillas por debilidad y desesperación, sino firmes de pie con los ojos secos y puños apretados. Con la canción de lucha y victoria en nuestros labios. Con la canción de la confianza en la Cuarta Internacional de Trotsky, ¡el Partido Internacional que será el género humano!

Pulso Económico. - El Banco Central, advierte rápida desaceleración de la economía chilena.

Posted by Nuestra publicación: on miércoles, agosto 20, 2014
Patricio Guzmán S.  20 agosto 2014.
El fin del súper precio del cobre se nota en la inversión.
En un seminario en la Universidad Adolfo Ibañez, el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, habló de la pérdida de dinamismo que experimenta la economía chilena y subrayó el impacto del contexto internacional. "Tenemos una desaceleración influenciada mayoritariamente por factores externos (...) Ciclo minero está llegando a su fin y eso tiene un efecto importante que se nota en la inversión.[1] Después de varios años del comienzo de la gran recesión global, en los años 2008-2009, la economía mundial no consigue una recuperación duradera del crecimiento económico, y más bien lo que caracteriza ahora el desempeño son recaídas recesivas y ralentización de la actividad en los principales centros económicos mundiales, a lo que se viene a sumar la creciente inestabilidad geopolítica en Europa Oriental (Ucrania), Medio Oriente (Israel/Palestina, Siria e Irak) y conflicto de divisas, entre el Yuan chino y el dólar Estadounidense.
Sumado a las inversiones en la gran minería, y la exportación de minerales, especialmente cobre, que dan cuenta del 60% de las exportaciones chilenas, el factor más importante en el crecimiento de la economía chilena en los últimos años fue el dinamismo del consumo interno, sin embargo, ahora las cifras de la caída de la demanda y de la baja expansión del consumo se han unido a la caída de la inversión, lo que muestra una preocupante y rápida desaceleración  de la economía nacional, que ya ha comenzado a impactar en el empleo.
EL Banco Central  publicó las Cuentas Nacionales del primer trimestre de 2014. En ellas se ve que la formación bruta de capital[2] retrocedió más de 8% entre abril y junio, mientras que la demanda interna se contrajo en torno a 1%. Este dato es muy importante, señala la parte del valor añadido de la economía que no se consumió y se añadió para el crecimiento futuro, por tanto lo que nos indica es una reducción futura de la tendencia del crecimiento. Hay que destacar que  la inversión anotó su cuarto trimestre consecutivo de contracción, al reducirse 8,1%, lo que se es mayor que la disminución de 5,5% en el primer trimestre del año.
En cuanto al consumo, este creció casi la mitad respecto al primer cuarto del año. La cantidad total de bienes y servicios adquiridos por los habitantes de Chile, - la demanda interna -  mostró una reducción de 0,9% entre abril y junio de este año, lo que sigue la tendencia anterior, pero más fuerte, ya que en la primera parte del año, la disminución fue de 0,5%.
El principal guarismo que se deterioró fue el desplome de la inversión en maquinarias y equipos, que retrocedió más de 21%. La inversión en construcción tuvo una baja de 0,5% en el trimestre, mientras que en el primer trimestre - enero y marzo de 2014 - tuvo un incremento de 1,3%.
Peligro de crecer bajo 2%
El crecimiento de la economía chilena se vislumbra anémico. Todos los analistas apuntan reducciones de sus previsiones a la baja en el crecimiento, y que en lo que viene del año no se ven perspectivas de mejora por lo cual  algunos temen que incluso un crecimiento para el año de un modesto 2%, no está garantizado. El crecimiento del PIB del 2014, podría ser menor a 2%.
El Banco Central redujo la Tasa de Política Monetaria a un 3.5%, con ello pretende estimular la economía. Algunos esperaban una reducción más importante. Sin embargo, el Banco tiene poca holgura para seguir reduciendo la tasa, y prefirió la reducción moderada.
En la práctica la Tasa de Política Monetaria se aproxima a cero si se descuenta la inflación. El IPC de los últimos 12 meses suma un 4.2%,   en lo que va del año el acumulado es de 2,6%, en julio la inflación subyacente fue de 0,2%. El Banco Central estima que la inflación en el año[3] sumara un 3%.
Según el economista Patricio Rojas de Rojas y Asociados, para quien son necesarias medidas de reactivación por el lado fiscal para reactivar la economía, -  esto es expandir el gasto público - , cree que habrá una recuperación pero piensa que no ocurrirá antes del último trimestre del año, pero “difícilmente lo hará sobre 3,5%”.[4]




[1] Romina jara Oliva. Diario Financiero. 19 de agosto de 2014. Banco Central: "Ciclo minero está llegando a su fin y eso tiene un efecto importante que se nota en la inversión"

[2] La FORMACIÓN BRUTA DEL CAPITAL comprende los desembolsos en concepto de adiciones a los activos fijos de la economía más los activos fijos de la economía más las variaciones netas en el nivel de los inventarios. Los activos fijos incluyen los mejoramientos de terrenos (cercas, zanjas, drenajes, etc.), las adquisiciones de planta, maquinaria y equipo, y la construcción de carreteras, ferrocarriles  y obras afines, incluidas las escuelas, oficinas, hospitales, viviendas residenciales privadas, y los edificios comerciales e industriales. Los inventarios son las existencias de bienes que las empresas mantienen para hacer frente a  fluctuaciones temporales o inesperadas de la producción o las ventas, y los productos en elaboración.   Fuente: Banco Mundial
[3] El IPC subyacente excluye los combustibles, las frutas y verduras frescas.

[4] Sebastián Valdenegro Toro. Diario Financiero. 19 de agosto de 2014.  Economía bajo presión: consumo se une a desplome de inversión y abre escenario a PIB de apenas 2% este año.


Visita CORREO SR, informativo diario

Visita  CORREO SR, informativo diario
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Juventud y Lucha

Visita nuestra sección Juventud y Lucha
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Atake Verde

Visita nuestra sección  Atake Verde
Hacer click en imagen para visitar

Visita nuestra Biblioteca Marxista

Visita nuestra Biblioteca Marxista
Hacer click en imagen

Economía Mundial : Análisis y Comentarios

Economía Mundial : Análisis y Comentarios
Hacer click en imagen para leer

Visítanos y únete a SR en Facebook

Visítanos  y únete a SR en Facebook
Hacer click en imagen

TEMAS

internacional Chile crisis capitalista economia editorial nacional CIT trabajadores elecciones historia y teoria politica venezuela represion AFP España estados unidos historia movimiento obrero protestas alternativa socialista crisis educación china crisis economica europa Huelga General huelga mapuche arte y cultura capitalismo analisis de perspectivas campaña solidaridad desempleo estudiantes gran bretaña grecia medioambiente economía escuela Brasil Transantiago argentina crisis financiera imperialismo kazajstan recesion sindicatos bolivia gobierno Piñera stalinismo alza de transporte derechos de la mujer israel restauracion capitalista Socialismo Trotsky golpe de estado alemania conflicto israel palestina cuba juventud en rebelion declaracion CIT gaza honduras partido comunista pueblos originarios voto nulo Socialismo Revolucionario Unión Europea crisis palestina estalinismo mexico ocupación de fábrica privatización de la educación teoria marxista 1º de mayo Perspectivas Mundiales bancos educación irlanda del norte italia perspectivas trabajadores mineros Egipto Latinoamerica MPT Portugal asesinatos izquierda socialista y anticapitalista marcel claude medio oriente peru revolucion salario minimo solidaridad Derechos Humanos Joe Higgins alzas campaña canada derecha documento del CIT guerra civil irlanda marxismo masacres racismo revolucion rusa revolución alemana salud tsunami unidad popular Bolivia-MAS Sri Lanka depresion economica derechos democraticos desastre minero medios de comunicación movilizacion primero de mayo privatizacion del cobre referendum seguridad social trabajadores portuarios Belgica PSOL Parlamento Europeo acuerdo pc - concertación colombia constitucion boliviana escocia formación política francia mujeres paro revolucion cubana rusia tamil trotskismo Iniciativa por un Partido de Trabajadores Retail Sudáfrica afganistan balance proceso venezolano balance revolucion cubana calentamiento global crisis alimenticia desastre ecologico gripe porcina huelgas juventud libertad de expresion lucha anticapitalista nazismo obama pakistan segunda guerra mundial sicariato terrorismo tratado de lisboa turkia video Asia Coalición de sindicalistas y socialistas Haití Muro Israel Palestina Necrologicas Relaciones mundiales y economía SR Tailandia africa burbuja inmobiliaria clases sociales crecimiento economico escuela latinoamericana fraude electoral homofobia marco enriquez ominami marx oligopolios presos politicos programa de transicion suecia Kozovo Que somos y que defendemos TMI Xekinima costa rica hitler homosexualidad masacre tiananmen revolución china trabajadores de la salud xenofobia