Argentina - Vuelve la agitación

Posted by Nuestra publicación: on jueves, julio 31, 2014

01/07/2014
La crisis de la deuda está de vuelta - la lucha de clases y las tareas para la izquierda

Danny Byrne, CIT

Más de una década ha pasado desde que la crisis financiera argentina de 2000-2002, que llevó a uno de los mayores incumplimientos soberanos de la historia. La narrativa dominante dice que el período subsiguiente de crisis económica y de la lucha de masas llegó a su fin gracias a los enormes esfuerzos de la dinastía de los Kirchner. Se dice que Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner cambiaron la situación, dejando el fantasma de la crisis de la deuda detrás ya que la economía volvió a crecer. Argentina era considerada un modelo de cómo las crisis de la deuda soberana se puede dejar atrás.

Sin embargo, 11 años más tarde, los titulares de la prensa mundial nuevamente están  advirtiendo la posibilidad  de un incumplimiento soberano argentino. ¡Esa misma deuda! Esto forma parte de un cóctel explosivo de crisis y agitación social que está empujando al país a una nueva ronda de la agitación social.

Los fondos buitre que han "Retenido" deuda empujan gobierno al borde del default
La chispa de la renovación de la crisis de la deuda fue un dictamen de la Corte Suprema de EE.UU. que confirmó las demandas de un grupo de acreedores "de exclusión" (dirigido por el multimillonario inversor EE.UU., Paul Singer, un partidario de alto perfil de George W Bush) para el pleno pago de los bonos en disputa. Acreedores que han "retenido deuda" son aquellos que se negaron a participar en los planes de reestructuración de la deuda que los Kirchner negociaron con el 93% de todos los tenedores de bonos tras el default. El valor total de las deudas pendientes de pago y los intereses adeudados  a los acreedores que retuvieron deuda se estima en $ 15 mil millones.

Este fallo lanzó mercados en el caos provocado por la amenaza de default, lo que fue incluso admitido en un discurso televisado de emergencia por Cristina Fernández. Al responder con retórica encendida, negarse a someterse a la "extorsión" de estos fondos "buitre", también admitió que la satisfacción de los deudores de exclusión era "imposible". El fallo del tribunal incluso abrió el camino para la posible incautación de bienes públicos, tales como edificios de las embajadas o las naves militares en caso de una negativa a pagar.

El retorno del fantasma del default de Argentina muestra la inviabilidad de las soluciones capitalistas a las crisis de la deuda soberana, y conlleva importantes lecciones para otros países que se ven obligados a ir un camino similar, bajo la presión de la crisis mundial actual. En lugar de realmente resolver las contradicciones detrás de la crisis, estos acuerdos y soluciones son sólo papel temporal sobre las heridas del sistema, almacenando a menudo explosiones de crisis mas profundas. Una solución coherente sólo puede ser soñada sobre la base de la ruptura con la dictadura de los mercados y el capitalismo, basada en una alternativa socialista.

La capitulación del Gobierno a los acreedores buitre y el capitalismo internacional
Un gobierno de trabajadores se negaría a aceptar la decisión del tribunal, en el nombre de la destinación de los fondos públicos, que tanto se necesitan,  para el gasto masivo en los servicios y la recuperación de los niveles de vida de masas, en lugar de verter miles de millones más en los bolsillos de los especuladores de la deuda. Tal postura sería inmensamente popular a nivel internacional, no sólo en América Latina, sino también en todos los países europeos devastados por la troika. Sin embargo, esto sólo sería viable en base a una ruptura con el capitalismo. Más allá de su retórica "anti-buitre", el gobierno se niega a hacerlo. En este contexto, la lógica de su posición siempre será hacia ofertas y compromisos, como el que se está discutiendo actualmente con los "buitres de la exclusión".

Esto se debe a que el cese de pagos (default) sería un desastre para cualquier gobierno que acepta el dominio de los mercados. Este es especialmente el caso concreto la campaña del régimen Kirchner para ganar el favor de los mercados internacionales, justo después de la conclusión exitosa de las conversaciones con el "Club de París", otra banda de inversores sin escrúpulos, en la que se acordó un saqueo de las finanzas públicas 10 mil millones dólares .

En 2012, el gobierno de Cristina Fernández despertó el interés y la simpatía de muchos trabajadores y jóvenes de todo el mundo, después de la expropiación de una participación mayoritaria en la empresa petrolera YPF de la firma española Repsol, de nuevo acompañada por la retórica ardiente. Sin embargo, esta "expropiación" - que en el primer lugar afectó sólo el 51% de la compañía -  se concluyó en un acuerdo alcanzado este año, que vio al gobierno cumplir plenamente las exigencias del capitalismo internacional, la entrega de un rescate de US $ 10 mil millones a los antiguos propietarios de la empresa.

El argumento del gobierno es que la satisfacción de las demandas de los buitres hoy les llevará a volver e invertir mañana. En otras palabras, hay que pagar las demandas de botín de los buitres, a fin de invitarlos a volver a saquear un poco más! Sin embargo, la crisis actual muestra que este enfoque no es sostenible. Mientras que el gobierno puede satisfacer temporalmente este o aquel grupo de buitres, las demandas de los buitres en conjunto, son suficientes para hundir la economía.

Teniendo en cuenta este enfoque, no es ninguna sorpresa que poco después de sus palabras encendidas desafiando a los tenedores de bonos de exclusión, en lugar de hacer frente a la cabeza de la extorsión con la negativa a pagar, el gobierno anunció un cambio de sentido, acordando reunirse durante las negociaciones con los buitres de deuda. Sin embargo, incluso sobre esta base, un incumplimiento técnico de la deuda argentina no se puede descartar.
La deuda Argentina y Griega comparadas.

Un precedente para las crisis de la deuda externa
La prensa capitalista ha hablado del "precedente" que la victoria de los acreedores de exclusión podría establecer para las futuras crisis de deuda soberana. Inversionistas buitre que buscan beneficiarse al poner de rodillas a los estados soberanos se fortalecerán por el fallo del tribunal de EE.UU.. La elección que enfrentan los gobiernos de los países que se enfrentan los fondos buitres en las crisis presentes y futuras será similar: o bien romper con la dictadura de los mercados buitre con medidas socialistas audaces, la nacionalización de los bancos y del sector financiero, y la implementación de un monopolio estatal sobre el comercio exterior para proteger la economía y nivel de vida, o doblar la rodilla ante los acreedores y pagar las deudas en base a la imposición de "sacrificios" a la población a través de la austeridad.

En Grecia, por ejemplo, la dirección de Syriza ha inclinado hacia la segunda opción. Frente a la postura de aquellos que, como los camaradas del CIT, que defienden una posición de una ruptura revolucionaria con la Troika de la UE y el capitalismo y luchan por una confederación europea socialista alternativa, grandes sectores de la izquierda europea en Grecia, Portugal, Irlanda, España etc, han adoptado la posición  fracasada del reformismo latinoamericano del pasado. Ellos abogan por la renegociación, o la negativa a pagar tasas de interés, en lugar del no pago de la deuda. Se les debe preguntar, ¿cómo esta reestructuración, en el contexto de la crisis europea, evitará las contradicciones y las consecuencias desastrosas de la implementada en Argentina?

La crisis económica y la inflación causan estragos en la clase trabajadora
El regreso del abismo de la crisis de la deuda se produce en medio de un empeoramiento general de la situación económica en Argentina, una vez alabado como un país modelo de crecimiento que había evitado los golpes de la crisis mundial. La ralentización de las economías "emergentes", junto con una caída en los precios de las materias primas ha impulsado Argentina a la recesión, desde la caída del crecimiento del 8,9% en 2011 a entrar en recesión en el primer trimestre de 2014.

La inflación ha causado estragos en los salarios, con la predicción de incrementos salariales para este año en promedio de 27%, en comparación con un máximo de 40% de inflación! Esto implica penurias a millones de familias trabajadoras, trayendo de vuelta los recuerdos de los efectos devastadores de la hiperinflación, una característica de la caída de la última década. En lugar ponerse de rodillas ante el imperialismo y el capitalismo, un gobierno de los trabajadores puede adoptar una serie de medidas de emergencia - la más importante, la nacionalización de los bancos y las instituciones financieras bajo control democrático para controlar los precios y la inflación. Esto podría hacer frente a la especulación y proteger a la gente de la clase trabajadora, los salarios y el nivel de vida de los estragos de la crisis y la inflación.

Crisis del kirchnerismo
En cierto modo, el actual atolladero económico de la Argentina es una buena expresión de las tendencias generales de la América del Sur. Las economías de América del Sur  claves que cabalgaban sobre la ola de un boom de los productos básicos impulsado por la fortaleza de la economía china - están siendo arrastradas a la crisis mundial, aunque de una manera retardada.

De manera similar, la crisis del "kirchnerismo" y el actual gobierno expresa la crisis general del modelo de política de los gobiernos populistas basados en la retórica a la izquierda en varios países de América Latina en el último período. Los sucesivos gobiernos Kirchner basan su política económica en los altos precios de las materias primas como la soja, lo que permite la financiación de algunas reformas sociales limitadas. Sin embargo, en ningún momento fueron medidas adoptadas, que en lo fundamental, desafiaran a los intereses de las grandes empresas o el imperialismo, como las nacionalizaciones o medidas para penalizar a los ricos o multinacionales importantes.

Los Kirchner y sus partidarios ven a sí mismos como una continuación de la tradición "peronista", que dominó la política argentina en distintas etapas que se remontan a la década de 1940. Sin embargo, a pesar de algunas similitudes, muchos factores diferencian el gobierno actual del modelo original peronista. El peronismo fue esencialmente un movimiento bonapartista burgués nacionalista, que, en último análisis, defendió el sistema capitalista. Sin embargo, aunque nunca fue un movimiento socialista obrero, el peronismo tuvo que tomar medidas, en varias etapas, contra los grandes capitalistas, con el fin de mantener el apoyo de masas que gozaba entre la clase obrera, y dentro de las organizaciones de trabajadores. Era un tipo peculiar de movimiento "bonapartista", que equilibra entre la clase obrera y la patronal, incluso atrayendo el apoyo de algunos sectores de la extrema derecha.

Las nacionalizaciones y reformas progresivas aplicadas por Juan Perón, elevaron el nivel de vida de manera significativa, ganaron a la masa de los sindicatos obreros y de comercio. Muchas de estas reformas fueron descartadas en décadas posteriores, incluso por gobiernos "peronistas", en especial los 10 años del gobierno de Carlos Menem en la década de 1990. Sin embargo, la naturaleza de largo alcance de las reformas peronistas iniciales condujo a este apoyo masivo a permanecer intacto durante décadas, con el peronismo consolidándose como una tradición política en la clase obrera.

Mientras que el kirchnerismo - especialmente bajo Néstor Kirchner - mantiene una estrecha relación con la burocracia sindical de derecha, su control sobre el movimiento obrero y nunca ha sido del mismo carácter. Esto se debe en parte a la naturaleza mucho más limitada de sus reformas y concesiones a la clase obrera que los de gobiernos peronistas anteriores. El primer régimen de Juan Perón se basó en un fuerte crecimiento económico en el período posterior a la guerra en un momento en que Argentina estaba entre las economías más fuertes del mundo. Esto permitió que las reformas de mayor alcance se ejecutaran bajo el capitalismo, lo que el kirchnerismo no ha sido capaz de proporcionar.

El divorcio que se desarrolla entre el kirchnerismo y la clase obrera fue parcialmente visualizado por la ruptura formal de los dirigentes sindicales clave del gobierno durante el primer mandato de Cristina Fernández. Especialmente significativo fue el desprendimiento de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, los principales dirigentes de la mayor federación sindical de la CGT, y los ex partidarios del gobierno. Aunque sean dirigentes sindicales de lucha propiamente genuinos, su ruptura con el gobierno refleja el creciente perfil antiobrero del kirchnerismo y el movimiento a la lucha de los sectores clave de la clase obrera en su contra. También abrió el camino para la convocatoria de 2 huelgas generales de 24 horas de gran alcance, en noviembre de 2012 y abril de 2014.

La lucha de clases en alza – los trabajadores presionan por la escalada de la acción desde abajo
Mientras se afianzaba la fiebre de la Copa Mundial, el jefe de Gabinete del gobierno, Jorge Capitanich, expresó la esperanza de que "la gente no hablara de cualquier cosa excepto fútbol", justo antes de que la crisis de la deuda estallara de nuevo. Esta declaración refleja la desesperación del gobierno y de la clase dominante por algún "espacio para respirar" tras el repunte de la lucha que ha sacudido el país en el último período.
En marzo, los maestros estaban en la vanguardia de la lucha contra la destrucción de los salarios antes de la avalancha de la inflación. En la provincia de Buenos Aires, donde viven el 40% de los argentinos, un récord de 18 días de huelga general de los maestros encabezó un movimiento nacional de huelgas y protestas. Sin embargo, también refleja una característica importante de este nuevo repunte de la lucha: la contradicción entre el estado de ánimo combativo entre los sectores claves de trabajadores dispuestos a luchar y la ruptura de la burocracia sindical, en muchos casos vinculados a los políticos gobernantes.
Asambleas, en las que la lucha de las organizaciones de izquierda del FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores - ver abajo) jugó un papel clave en muchos casos, desafiaron reiteradamente a los dirigentes conservadores. Esto demuestra el potencial de la organización de una lucha desde abajo a través del movimiento de una política sindical militante. En este caso, el papel de los dirigentes de la derecha en la contención de los desarrollos fue decisivo, ya que se negaron a unir las luchas de los profesores y los estudiantes en las diferentes provincias en una huelga nacional unida capaz de forzar un definitivo cambio de orientación de los gobiernos provinciales y nacional.

El potencial de un movimiento de base de masas
Sin embargo, se han dado pasos en la dirección correcta, y no sólo entre los profesores. Una impresionante reunión de sindicalistas militantes titulado "Encuentro Sindical Combativo" se llevó a cabo en marzo, y contó con la presencia de más de 4.000 activistas de todo el movimiento sindical. Tales bases de coordinación - en última instancia, dirigidas a transformar el movimiento sindical y su sustitución por una dirección socialista de la lucha - puede ser clave para, en primer lugar, aumentar la presión sobre los líderes existentes para forzar aún más de lo que quisieran en términos de acción la huelga. De hecho esta reunión, acentuando la presión desde abajo para actuar por llamar a un día nacional de acción el 9 de abril, puede haber jugado un cierto papel en la decisión de los dirigentes sindicales "opositores" a convocar una huelga general el 10 de abril.

Muchas de las fuerzas de la izquierda revolucionaria - organizados en torno a la FIT-que han ganado ciertas posiciones en los sindicatos, a menudo de dirección, jugaron un papel clave en esta iniciativa. Ahora existe la posibilidad de llevarlo más allá de las reuniones individuales, y establecer una red unida de activistas militantes, unidos en torno a las demandas de una política más militante del movimiento sindical en su conjunto. Ejemplos internacionales se pueden traer a colación, tales como la Red Nacional de delegados sindicales en Gran Bretaña, que a través de una campaña unida obligó a poner la cuestión de la huelga general en la mesa, incluso para el más conservador de los líderes sindicales de Gran Bretaña.

Huelga General del 10 de abril - "huelga de Domingo" vs paro activo
La huelga general del 10 de abril alcanzó una parálisis aún mayor que la de 20 de noviembre de 2012. Tal fue la oleada de ira que a pesar del hecho de que las facciones sindicales que la convocaban sólo representan el 40% del movimiento sindical, la huelga convocó a una mayoría de los trabajadores de todo el transporte, la enseñanza, la industria.

Esta explosión de ira - visualizada por los miles de bloqueos de carreteras -  que cerraron las ciudades de todo el país - sorprendió a los que habían llamado a la huelga. Los burócratas opositores, Moyano y Barrionuevo, habían previsto la huelga como un recordatorio silencioso a los principales políticos de su existencia, lo más probable con el fin de forjar una nueva alianza con uno de los aspirantes a la presidencia de 2015. Sobre las cuestiones políticas clave de la época, como los miles de millones de dólares de entrega del gobierno para los acreedores buitre, estos líderes están en línea con la política del gobierno.

Ellos preveían un "paro del domingo" el día de la huelga general, haciendo hincapié en el carácter pasivo de la protesta. Sin embargo, miles de trabajadores tenían otras ideas. Bajo el liderazgo de la izquierda sindical y política, miles se movilizaron bajo la consigna de una "huelga activa", con bloqueos masivos de carreteras lo que acentúo la parálisis, y dio a los trabajadores un papel activo en las movilizaciones.

Este protagonismo de los propios trabajadores ahora debería servir de base. Asambleas en lugares de trabajo democrático y territoriales podrían debatir y acordar una campaña de movilización desde abajo para forzar un nuevo paro general. Esto podría servir como un primer paso en un plan sostenido de acción para imponer una alternativa obrera a la miseria de la inflación y el saqueo de los buitres imperialistas que tienen los bonos. Dicho plan incluiría una serie de huelgas generales y más movilizaciones. La apertura de discusiones con Hugo Moyano y otros líderes sobre la posibilidad concreta de una nueva huelga general en las próximas semanas - a pesar de que tratarán de evitarlo. Una campaña de este tipo podría tener un efecto catalizador inmediato y poner en marcha una nueva ronda de lucha nacional.

 El éxito del FIT
Además de la ruptura con el movimiento sindical, la crisis del kirchnerismo también ha tenido una expresión política. Las divisiones en el campo "kirchnerista" abundan, con al menos 5 candidatos "peronistas" de pie a la elección presidencial de 2015, incluidos ex ministros y estrechos aliados de Kirchner y Fernández. Sin embargo, ninguno de estos candidatos "opositores" representa una ruptura desde la izquierda al camino neoliberal adoptada por el kirchnerismo. Ninguno de ellos representa un enfoque fundamentalmente diferente a la cuestión de la deuda, la expropiación de YPF o la protección de los salarios frente a la inflación.

Sin embargo, la crisis del kirchnerismo también se ha expresado en logros importantes para la verdadera izquierda. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), una alianza de organizaciones de izquierda dominada por el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) e Izquierda Socialista (IS), todos los cuales provienen de una tradición trotskista ganó una importante victoria electoral en las elecciones legislativas del año pasado. Ellos ganaron 1,2 millones de votos, 3 diputados nacionales y diputados regionales en 7 provincias. Su probable candidato a las elecciones presidenciales de 2015, el líder de PO, Jorge Altamira, se encuentra actualmente en entre 4 y 6% en las encuestas de opinión, lo que triplicaría su resultado en las elecciones de 2011. Si esto se ve reflejado en las elecciones parlamentarias que se celebrará en el mismo día, el FIT duplicaría su representación.

Este desarrollo muy alentador muestra la radicalización de la sociedad y que millones de trabajadores están en busca de una alternativa de izquierda coherente para el kirchnerismo en crisis. El programa del FIT incluye los aspectos más importantes de un programa socialista, y establece el horizonte de la lucha por un gobierno de los trabajadores. En medio de la dilución generalizada y giro a la derecha en el programa y en el discurso de las fuerzas de izquierda importantes de Grecia y Portugal a México y Brasil, esto viene como un soplo de aire fresco, y demuestra que un programa radical de transformación social puede obtener un eco de masas. Este es un golpe a los argumentos que diluir programa es necesario para ganar la atención de las masas que prevalecen entre los derechistas dirigentes reformistas del movimiento obrero internacional.

¿Cómo se puede construir una nueva fuerza de la clase obrera de masas?
Sin embargo, la cuestión de cómo la FIT puede desarrollarse para facilitar la formación de un partido de masas de la clase obrera para proporcionar el liderazgo político necesario para cambiar la sociedad, debe ahora ser objeto de debate en todo el movimiento. La crisis del kirchnerismo ofrece una oportunidad histórica para el crecimiento de una fuerza política basada en la clase obrera misma, su movimiento y sus intereses, una fuerza cuyo nacimiento ha sido obstaculizado por la peculiar naturaleza del peronismo en el pasado. Con el enfoque y la orientación correcta, el FIT puede desarrollarse como una fuerza que refleja una ruptura a nivel masivo.

Sin embargo, esto depende de cómo se aprovechen las oportunidades. Fuerzas trotskistas revolucionarios pueden tener una posición significativa entre las masas y ganar apoyo de las masas, bajo ciertas condiciones. Este es especialmente el caso en los países de tradición trotskista significativa entre la clase obrera - como es el caso de Argentina, donde el "MAS" tenía una clase obrera significativa antes de la fractura y la disminución en los años 1990. Sin embargo, los resultados electorales FIT reflejan el potencial que existe no sólo para el crecimiento de las organizaciones individuales que la componen, sino para el desarrollo de un partido de masas de la clase obrera.

Hay paralelismos con la situación en Francia a principios del siglo. En las elecciones presidenciales de 2002, los candidatos de la LCR y LO ganaron 10% del voto entre ellos - casi 3 millones de votos en total. En el contexto de la crisis de la ex PS socialdemócrata, que no pudo conseguir ni siquiera pasar a la segunda ronda, se abrió la posibilidad de una nueva fuerza de masas en construcción, vinculada a las luchas de la clase obrera. En ese momento, el CIT abogó por la puesta en marcha de una nueva fuerza política más amplia de la izquierda, organizada sobre una base federal con el derecho de todos los grupos y tendencias de existir y hacer sus campañas de manera independiente, armada con un programa socialista.

Tal fuerza habría permitido que las capas más amplias de trabajadores y jóvenes se reunieran en torno a un nuevo partido, y presentar la izquierda revolucionaria como una fuerza viable capaz de disputar la hegemonía de los partidos del sistema. Sin embargo, la LCR y LO fallaron en abrazar esta perspectiva, con cada fuerza en retirada a su propio rincón. El posterior declive de ambas organizaciones y el dramático estancamiento y decadencia del NPA[1], es un testimonio de las consecuencias que tales errores pueden traer.

Existe una oportunidad similar, para utilizar el éxito electoral como el trampolín para el desarrollo de una nueva fuerza obrera de masas, en Argentina. Sin embargo, como demuestra la experiencia francesa, no va a seguir existiendo siempre.

La necesidad y el éxito del FIT refleja en última instancia, que ninguno de los componentes individuales de la alianza se ha desarrollado de manera suficiente como para ser capaz de canalizar tal ruptura masiva con el peronismo a través del crecimiento de sus propias filas. Esto plantea la cuestión de la necesidad de un vehículo más amplio.

Los revolucionarios luchan por partidos revolucionarios de masas para dirigir la lucha por el cambio socialista. Sin embargo, esta lucha a veces puede pasar a través de un período de intervención revolucionaria organizada en una formación de la clase obrera más amplia que, en sus etapas iniciales, no es de carácter socialista revolucionario totalmente definido. A veces, esto requiere que las fuerzas revolucionarias desempeñen un papel en el establecimiento de las organizaciones políticas más amplias de la clase trabajadora que abarcan las fuerzas revolucionarias y los que están en transición desde una posición reformista, como los que ahora están partiendo del peronismo. Esto implica luchar junto a capas de trabajadores y dirigentes que mantienen ilusiones en una solución reformista a la crisis del capitalismo. Explicar pacientemente las limitaciones de este enfoque, y exponer sus limitaciones frente a los golpes de martillo de los eventos puede ser la clave para ganar el apoyo de la mayoría de la clase obrera.

Una perspectiva que ve el desarrollo de una fuerza revolucionaria de masas como el resultado de un proceso lineal del crecimiento de una pequeña organización revolucionaria, sin tener en cuenta los giros y curvas proyectadas por la lucha de clases puede dejar de preparar una organización revolucionaria para las tareas del próximo período. Este enfoque podría ser clave para ganar apoyo popular para una perspectiva revolucionaria de cambio socialista, basada en la propiedad pública democrática y un gobierno obrero, vinculado a la lucha por una Federación Socialista de América Latina como parte de un mundo socialista, como la única solución viable a la crisis actual.

En Argentina, un llamado a la formación de un nuevo movimiento político amplio de la clase trabajadora podría desempeñar un papel clave en el desarrollo de una alternativa socialista de masas para el kirchnerismo y el peronismo. Tal movimiento tendría que ser organizada en una base federal con el derecho de las diferentes organizaciones y tendencias de operar libremente en su interior. El éxito electoral del FIT lo sitúa en una posición oportuna para encabezar una llamada de este tipo, vinculada a las luchas de los trabajadores sobre el terreno, en las calles, en los lugares de trabajo y el movimiento sindical.

El papel de las organizaciones que componen el FIT, hasta el momento, ha sido fundamental para su éxito. El Comité por una Internacional de Trabajadores (CIT) tiene diferencias con las principales fuerzas que participan, en importantes temas internacionales de análisis y programa. Sin embargo, los activistas revolucionarios serios tienen el deber de examinar qué nivel de acuerdo se puede alcanzar con otras fuerzas, sobre una base sólida de una profunda discusión sobre el programa, la práctica y el método. El desarrollo del FIT y el papel de sus componentes puede tener una influencia decisiva en la evolución de Argentina en el próximo período, y por lo tanto debe ser discutido abiertamente y honestamente con miras a un futuro acuerdo. Si se realiza correctamente, la apertura de un diálogo a escala mundial podría ofrecer perspectivas interesantes para el movimiento socialista mundial.




[1] NPA. Nuevo Partido Anticapitalista impulsado por la LCR en Francia.

Chile - Por una fuerza Socialista y Allendista de nuevo tipo

Posted by Nuestra publicación: on jueves, julio 31, 2014


Esteban Silva Cuadra
Los Socialistas Allendistas  han procurado se consecuentes con el legado de Allende y de la larga lucha de los trabajadores y pueblo socialista. Durante años y en solitario  se opusieron en el PS al modelo neoliberal y a las privatizaciones impulsadas por los gobiernos de la Concertación  (empresas de agua, código minero, minero, concesiones etc.) rechazando la desnacionalización del cobre.
Presagiando la mutación que se operó a corto andar se opusieron el ingreso del PS a la Internacional socialdemócrata conocida como Internacional Socialista, postulando en contraposición, un socialismo de izquierda y autónomo frente a las concepciones socialdemócratas y comunistas. Un socialismo con un claro carácter revolucionario, internacionalista y antiimperialista articulado con las antiguas y nuevas fuerzas izquierda de América Latina y el Caribe.
En contradicción con quienes desde  la nueva elite socialista sostenían desde el gobierno que los EE.UU era ahora aliados estratégicos, insistieron en el rechazo al imperialismo, condenaron las brutales agresiones e invasiones a Afganistán e Irak y la represión de Israel hacia el pueblo palestino e impulsaron el reconocimiento de la RASD en solidaridad con el pueblo saharaui. Condenaron el bloqueo contra Cuba. insistieron en priorizar la integración latinoamericana, la participación de Chile en el Movimiento de los No Alineados y denunciaron la brutal agresión al proceso bolivariano rechazando la postura del gobierno de Lagos frente al golpe perpetrado contra el presidente Hugo Chávez el 2002.
En contradicción con lo que la nueva elite socialista sostenía desde el gobierno (que los EE.UU eran aliados estratégicos), insistieron en el rechazo al imperialismo, condenaron las brutales agresiones e invasiones a Afganistán e Irak y la represión de Israel hacia el pueblo palestino e impulsaron el reconocimiento de la RASD en solidaridad con el pueblo saharaui. Condenaron el bloqueo contra Cuba, insistieron en la integración vecinal y latinoamericana, la participación de Chile en el Movimiento de los No Alineados y denunciaron la brutal agresión al proceso bolivariano rechazando la postura del gobierno de Lagos frente al golpe contra el Presidente Hugo Chávez el 2002.
Rechazaron el  ALCA promovido por los gobiernos de Frei y Lagos y en consecuencia el del TLC de Chile con los EE.UU, señalando que aquello establecía un forzado modelo de desarrollo expoliador de nuestra soberanía económica.
Bregaron durante años en solitario en contra de la orientación económica neoliberal a la cual  concurría placenteramente la nueva élite del PS durante los gobiernos de Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet..
Como corriente de izquierda marxista en minoría- producto del control cupular, la desmovilización y el derrumbe ideológico -en cada uno de los controlados Congresos partidarios, insistían en la necesidad de retomar una política anticapitalista y una Asamblea Constituyente modificando  las alianzas para construir la unidad del pueblo y la izquierda  para refundar  una democracia participativa y soberana rompiendo así la herencia pinochetista. Para lograr aquello, había que superar la Concertación construyendo alianzas sociales, políticas y culturales amplias con la izquierda social y política excluida del sistema para cambiar  el rumbo neoliberal de Chile.
Solidarizaron con la Cuba revolucionaria frente al criminal bloqueo  y su derecho a la autodeterminación. Respaldaron activamente  las Asambleas Constituyentes  en Venezuela, Ecuador y Bolivia como vías de transformación y  democratización soberana y se identificaron  con los nuevos procesos políticos y sociales antineoliberales del continente participando con entusiasmo en el impulso del socialismo del siglo XXI liderado por el Comandante Hugo Chàvez.
Finalmente, los Socialistas Allendistas  se rindieron ante la evidencia de la imposibilidad de recuperar el PS para la izquierda  el que al decir de Carlos Altamirano, ex Secretario General del PS de Allende: “Y lo concreto es que el Partido Socialista ha abjurado de su pasado: hoy sigue dócilmente la estela del Consenso de Washington ”.Bloqueados en un controlado pseudo Congreso termal, excluyente el 2008, tomaron la decisión colectiva de abandonar el PS constituyendo a el Movimiento del Socialismo Allendista  impulsando el 2009 una candidatura presidencial alternativa al candidato oficial del PS de la Concertación para propiciar la unidad de la izquierda basada en un programa antineoliberal que buscaba colocar en el centro la lucha por la Asamblea constituyente.
El fantasma de la división socialista post 73 y el peso de una mal entendida  herencia izquierdista sobre la unidad en torno al  instrumento partidario  justificó más allá de lo razonable la idea de dar “la lucha por dentro” desgastándolos en una lucha estéril bloqueada estructuralmente lo que postergó el despliegue de una fuerza socialista de izquierda autónoma fuera del PS transformado en un clásico partido socialdemócrata de cuño europeo neoliberal ajeno a su inspiración fundacional.
Hoy al reafirmar la necesidad histórica de las y los trabajadores manuales e intelectuales en torno a la construcción de una fuerza socialista, antiimperialista, democrática, autónoma y revolucionaria, el Movimiento del Socialismo Allendista levanta las banderas del Socialismo del Siglo XXI como vía Allendista al Socialismo y en la actual coyuntura busca construir una alternativa  y fuerza socialista de nuevo tipo basada en una nueva confluencia unitaria de fuerzas de izquierda socialistas y movimientos anticapitalistas (programática, política y electoral) para luchar en conjunto por un momento constituyente y una Asamblea Constituyente para una nueva Constitución que refunde una nueva República para proyectar el socialismo y el Allendismo como una opción de poder  popular y transformador para el Chile del siglo XXI.

Chile - Nuevo aniversario del Montaje de los 119

Posted by Nuestra publicación: on martes, julio 22, 2014

Carlos Ilich



Al cumplirse un nuevo año mas del montaje comunicacional de la dictadura cívico-militar que quiso encubrir la desaparición de 119 compañeros bajo la siniestra operación colombo, ad portas de los 41 años del golpe de estado, y entendiendo nuestra memoria como un acto de resistencia y construcción de poder popular, el mejor homenaje que podemos hacer a nuestros compañeros es seguir luchando. Debemos hacernos parte de los procesos de articulación de las luchas actuales que han cuestionado las conducciones políticas y los poderes económicos, culturales, sociales, que han perpetuado el sistema con total impunidad.

Foto: Al cunplirse un nuevo año mas del montaje comunicacional de la dictadura cívico-militar que quiso encubrir la desaparición de 119 compañeros bajo la siniestra operación colombo, ad portas de los 41  años del golpe de estado, y entendiendo nuestra memoria como un acto de resistencia y construcción de poder popular, el mejor homenaje que podemos hacer a nuestros compañeros es seguir luchando. Debemos hacernos parte de los procesos de articulación de las luchas actuales que han cuestionado las conducciones políticas y los poderes económicos, culturales, sociales, que han perpetuado el sistema con total impunidad.

Brasil - En las calles en Solidaridad con el pueblo palestino

Posted by Nuestra publicación: on domingo, julio 20, 2014

  1. André Ferrari, LSR Comité por una Internacional de Trabajadores en Brasil.

    El Compañero Marzeni Pereira hablando en nombre de la corriente LSR (Liberdade, Socialismo e Revolução) en el acto en defensa del pueblo Plaestino delante del consulado de Israel en Sao Paulo.



  2. Manifestantes en Sao Paulo, Brasil.
    Manifestantes contra el genocidio promovido por el Estado de Israel contra el pueblo palestino caminan en dirección al consulado israelí en São Paulo.
  3. São Paulo: Ato público em defesa do Povo palestino e contra o terrorismo de estado de Israel. LSR presente!

Chile - Multitudinaria manifestación en solidaridad con el pueblo palestino

Posted by Nuestra publicación: on domingo, julio 20, 2014
Luis Mesina
Se necesita mucha más solidaridad para acabar con el genocidio que se comete contra el pueblo de palestina. No podemos esperar que ésta venga de los empresarios árabes que viven en Chile, éstos son derechistas y les da lo mismo lo que ocurra en el medio oriente. La única solidaridad será entre pueblos, entre trabajadores, entre oprimidos. 
Los abusadores, los criminales, los explotadores, los capitalistas no tienen patria, les da lo mismo masacrar a un palestino o a un israelita, lo que en verdad les importa es el petroleo, sus riquezas y, a los fundamentalistas cegados por las religión el dominio de ese territorio, aunque sea sobre la bases de asesinar a niños y ancianos desarmados.

Visita CORREO SR, informativo diario

Visita  CORREO SR, informativo diario
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Juventud y Lucha

Visita nuestra sección Juventud y Lucha
Hacer click en imagen

Visita nuestra sección Atake Verde

Visita nuestra sección  Atake Verde
Hacer click en imagen para visitar

Visita nuestra Biblioteca Marxista

Visita nuestra Biblioteca Marxista
Hacer click en imagen

Economía Mundial : Análisis y Comentarios

Economía Mundial : Análisis y Comentarios
Hacer click en imagen para leer

Visítanos y únete a SR en Facebook

Visítanos  y únete a SR en Facebook
Hacer click en imagen

TEMAS

internacional Chile crisis capitalista economia editorial nacional CIT trabajadores elecciones historia y teoria politica venezuela represion AFP España estados unidos historia movimiento obrero protestas alternativa socialista crisis educación china crisis economica europa Huelga General huelga mapuche arte y cultura capitalismo analisis de perspectivas campaña solidaridad desempleo estudiantes gran bretaña grecia medioambiente economía escuela Brasil Transantiago argentina crisis financiera imperialismo kazajstan recesion sindicatos bolivia gobierno Piñera stalinismo alza de transporte derechos de la mujer israel restauracion capitalista Socialismo Trotsky golpe de estado alemania conflicto israel palestina cuba juventud en rebelion declaracion CIT gaza honduras partido comunista pueblos originarios voto nulo Socialismo Revolucionario Unión Europea crisis palestina estalinismo mexico ocupación de fábrica privatización de la educación teoria marxista 1º de mayo Perspectivas Mundiales bancos educación irlanda del norte italia perspectivas trabajadores mineros Egipto Latinoamerica MPT Portugal asesinatos izquierda socialista y anticapitalista marcel claude medio oriente peru revolucion salario minimo solidaridad Derechos Humanos Joe Higgins alzas campaña canada derecha documento del CIT guerra civil irlanda marxismo masacres racismo revolucion rusa revolución alemana salud tsunami unidad popular Bolivia-MAS Sri Lanka depresion economica derechos democraticos desastre minero medios de comunicación movilizacion primero de mayo privatizacion del cobre referendum seguridad social trabajadores portuarios Belgica PSOL Parlamento Europeo acuerdo pc - concertación colombia constitucion boliviana escocia formación política francia mujeres paro revolucion cubana rusia tamil trotskismo Iniciativa por un Partido de Trabajadores Retail Sudáfrica afganistan balance proceso venezolano balance revolucion cubana calentamiento global crisis alimenticia desastre ecologico gripe porcina huelgas juventud libertad de expresion lucha anticapitalista nazismo obama pakistan segunda guerra mundial sicariato terrorismo tratado de lisboa turkia video Asia Coalición de sindicalistas y socialistas Haití Muro Israel Palestina Necrologicas Relaciones mundiales y economía SR Tailandia africa burbuja inmobiliaria clases sociales crecimiento economico escuela latinoamericana fraude electoral homofobia marco enriquez ominami marx oligopolios presos politicos programa de transicion suecia Kozovo Que somos y que defendemos TMI Xekinima costa rica hitler homosexualidad masacre tiananmen revolución china trabajadores de la salud xenofobia